Conectar
Arriba

Trabajar desde la playa, una nueva opción para planear tus vacaciones

Gracias a esta modalidad y al avance de la tecnología, el concepto de vacaciones ha mutado dando lugar a nuevas posibilidades. Ya sea en una playa en el Caribe o dentro del país, se puede seguir trabajando. 

Hoy en día el trabajo freelance se hace cada vez más viable y atractivo, permitiendo que haya un mayor número de personas conectadas entre sí a través de la red, desde cualquier lugar del mundo y en cualquier momento del año, también durante las vacaciones.

Uno de los tantos beneficios relacionados al empleo freelance es la capacidad de manejar con total libertad los tiempos y el lugar de trabajo. Esto implica que se puede estar prestando servicios a uno o más clientes al mismo tiempo, en cualquier parte del mundo y en cualquier época del año.

Gracias a esta modalidad, el concepto de vacaciones ha mutado dando lugar a nuevas posibilidades. Ya sea en una playa en el Caribe o dentro del país, se puede seguir trabajando en proyectos por objetivos, permitiendo tener vacaciones realmente libres en cuanto a tiempo y distancia.

Los comúnmente llamados nómades digitales son aquellos freelancers que decidieron tomar la vida por las astas y trabajan de manera remota para empleadores por proyectos determinados: ellos viven viajando y trabajando la mayor parte del año.

Es claro que la tecnología ha logrado acercarnos unos a otros más allá de las fronteras geográficas y ya no es imprescindible, en muchísimas profesiones o trabajos, la presencia física, el encuentro entre el contratante y el contratado.

A la hora de irse de vacaciones, es conveniente que el freelancer tenga en cuenta lo siguiente:

  • Acceso a Internet: este factor es el más importante, ya que sin acceso a la red no hay manera de tomar nuevos proyectos y continuar trabajando en los que ya consiguieron.
  • Acceso a un espacio para trabajar: aunque tengas la libertad de decidir dónde trabajar, es conveniente conseguir un espacio cómodo donde poder desarrollar las tareas. Ya sea una mesa en el bar de la playa, la cabaña que alquilaste o la cabina del velero, es muy importante tener un lugar donde sentarse a trabajar sobre las tareas pendientes y buscar nuevos proyectos.
  • Acceso a energía eléctrica: al igual que Internet, tener un enchufe desde donde se trabaja es crucial para poder comunicarte con el mundo. Este punto es importante para aquellos que desean escaparse a lugares recónditos lejos del caos de la ciudad.
  • Flujo constante de nuevos proyectos: para poder continuar viajando es necesario tener un flujo constante de proyectos que te permitan sustentar tu travesía, por el tiempo que decidas.
  • Organización: el armado de un buen cronograma y requerimientos específicos para cada trabajo es fundamental. Tener todo agendado o en un documento permitirá liberar espacio en la mente y no estar pendiente todo el tiempo.
  • Ocio: si queda un espacio entre dos actividades no generarse otra actividad; aprovechar ese tiempo para hacer lo que salga en el momento, sin planificar nada. Es muy necesario el ocio en vacaciones.

Hoy se puede trabajar para una empresa europea, de los Estados Unidos o de Australia, por ejemplo, desde la playa o la montaña. Esto trae muchos beneficios no solo desde el lado económico, generando ingresos proporcionales a las horas de trabajo, sino también desde el punto de vista personal, pudiendo tener la libertad de decidir cuánto tiempo de vacaciones tomarse, si trabajar algunos días durante las mismas, decidir el momento en que te vas, el lugar a dónde uno se va de vacaciones. De esta manera, uno se convierte cien por ciento en el dueño de su vida y destino.

Sin embargo, no todos pueden llevar adelante y con éxito este estilo de vida. Es fundamental tener un orden, una rutina y ser metódico en el trabajo. No es para cualquiera llevar su trabajo de vacaciones y -al mismo tiempo- lograr desenchufarse: hay que generar confianza en el empleador y nada mejor que cumplir lo acordado en tiempo y forma, sin importar que puedas hacer el trabajo desde el parador en la playa.

Conseguir nuevos proyectos mediante plataformas como Freelancer.com no solo enriquece el portfolio y el perfil del trabajador, también le permite vivir las vacaciones de otra manera.

Ser su propio jefe tiene una infinidad de beneficios, y manejar con libertad sus tiempos es uno de ellos. ¿Por qué no adoptar este nuevo estilo de vida? No hay edad ni lugar, hoy podés convertirte en un nómade digital y vivir “de vacaciones” todo el año.

Comentarios

Más en Info general