Conectar
Arriba

Combate a la sociedad de consumo

La caída del consumo en términos reales en 2016 fue un impactante 10 por ciento en supermercados y de casi 14 en shoppings. Por Federico Kucher, en Página 12.

La venta en supermercados sumó 290.699 millones de pesos en 2016, con un incremento del 26,6 por ciento en relación con el año anterior. La cifra se ubicó varios puntos por debajo de la inflación, que para el centro de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires ascendió hasta el 41. Esto implica que el consumo de los supermercados tuvo una caída de 10 por ciento en términos reales. El conurbano bonaerense fue una de las regiones que registró una mayor caída de la demanda.

Los alimentos y, en particular, la carne fueron algunos rubros en donde más retrocedió el comercio de las cadenas minorista. Las compras en shoppings también marcó un floja performance. Sumó 52.749 millones en 2016, con un aumento de 21,6 por ciento y, por lo tanto, registró una caída en términos reales de 13,8 por ciento.

Supermercados   

En el conurbano bonaerense la facturación de los supermercados se ubicó en 8780 millones de pesos, con un incremento de 21,9 por ciento. Fue una de las regiones de país con menor suba de las ventas. En la Ciudad de Buenos Aires, la facturación sumó 5075 millones, con un aumento de 27,6 por ciento, en tanto que Córdoba anotó 1600 millones (24,9 por ciento).

Los 24 partidos de la provincia de Buenos Aires concentran gran parte de la producción industrial del país. La rama manufacturera fue uno de los sectores con más impacto por la crisis del mercado interno. Los operarios fabriles recibieron ajustes salariales por debajo de la inflación, al tiempo que hubo importantes recortes de personal. Esta incertidumbre laboral junto a la pérdida de capacidad de compra explica en gran parte las fuertes tensiones en el consumo del conurbano.

Comentarios

Más en Por la web