Conectar
Arriba

Sombrío panorama laboral a lo largo y ancho de todo el país

La política de ajuste del gobierno de Mauricio Macri ha generado un incremento del desempleo. Cierre de fábricas, despidos y suspensiones son algunas de las consecuencias en diferentes zonas de Argentina.

La política de ajuste del gobierno de Mauricio Macri, está “sembrando” una ola de despidos a lo largo y ancho del país. Valgan, como ejemplos, algunas puntualizaciones:

-Cierre de una fábrica de muebles en la localidad santafesina de Fuentes.
-Denuncia de despidos y persecuciones en empresas del Grupo Arcor.
-Planta ferroviaria tomada en San Luis por la situación insostenible de la empresa Consulting Ferroviaria.
-Cuatro gremios contra la flexibilización de los convenios de trabajo en Río Turbio.
-Obreras textiles despedidas en Neuquén reclaman pos volver a trabajar.
-Los gráficos marcharán nuevamente por los 380 despidos en AGR-Clarín.

A este negro panorama, plagado de incertidumbre y desazón para miles de argentinos, hay que agregar también el reciente cierre de la única fábrica de llantas que había en el país, MefroWheels. Nada asegura que los 170 trabajadores despedidos puedan cobrar el 60% de las indemnizaciones que se había prometido.

Grupo Arcor

La Comisión Interna de Trabajadores de Cartocor y Pop, pertenecientes al Grupo Arcor, denunció persecuciones y despidos injustificados en esas dos empresas. Además, pidieron “que la CGT llame urgentemente a un paro general contra los despidos y suspensiones que hay en todo el país, con los trabajadores en calle.

En el medio de una nueva ola de despidos en el país que golpea fuertemente a la industria nacional, donde vemos cesantías masivas como en AGR-Clarín, o en nuestra ciudad en la empresa láctea MePI, o la crisis en el sector textil, “nuestra empresa no es ajena a esa realidad”, señalaron los trabajadores a través de un comunicado de prensa.

“En Cartocor y POP se están llevando adelante sucesivos despidos. Con el argumento de ´bajo desempeño´, obligan al trabajador a firmar un acuerdo de despido que termina siendo encubierto y bajo amenaza”, explicaron.

Fábrica de muebles Efe-u

La fábrica de muebles de cocina Efe-u, ubicada en la localidad de Fuentes, provincia de Santa Fe, cerró sus puertas y dejó en la calle a 28 trabajadores. Este cierre se suma al de la firma Premiere, ocurrido en la misma localidad hacia fines del año pasado, como consecuencia del cual 14 obreros quedaron sin trabajo.

El presidente comunal, Norberto Contrucci, manifestó su preocupación e informó que según datos de la Cooperativa de Servicios Eléctricos, el consumo de las fábricas del sector bajó un 40 por ciento en 2016. “Además, tenemos 21 mil hectáreas agrícolas, de las cuales 11 mil fueron dañadas en su totalidad por una granizada el 4 de enero”, explicó el funcionario.

En San Luis

En otro sitio de la Argentina, la ciudad de Justo Daract (San Luis), los trabajadores de la empresa Consulting Ferroviaria tomaron la planta, a raíz de lo que calificaron como una situación laboral “insostenible, ya que la patronal no acepta los términos que la Unión Ferroviaria ha acercado al Ministerio de Trabajo con sede en Villa Mercedes, hecho que no nos permite agremiarnos y poder adherir al convenio colectivo de trabajo que debería amparar nuestra actividad”.

Denunciaron que “por eso, los abusos son permanentes ya que desde hace 7 meses que el pago de nuestros salarios se realiza en forma irregular, pasado el 20 de cada mes y en tres pagos, sobre una suma sensiblemente menor a la que establece el convenio y sin tener en cuenta las condiciones de trabajo de esta planta que son malas”.

“Un trabajador de Consulting Ferroviaria en San Luis, cobra $ 9.800 pesos como máximo y $ 6.000 como mínimo contra un básico establecido por convenio, sin categoría de $ 14.300”, aseguró el trabajador. La citada empresa despidió el 50% de sus trabajadores en 2016.

Contra la flexibilización

Hacia el sur del país, la realidad no cambia. Los cuatro sindicatos con actuación en la empresa estatal Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT), y autoridades empresarias, comparecieron en el Ministerio de Trabajo de la Nación, por la denuncia de los convenios colectivos de trabajo, que es intención empresaria modificar en función de la productividad, explicaron fuentes gremiales, que rechazan la medida.

“Nosotros decimos claramente que no se va a modificar nada mientras la empresa no se ponga al día con todas las deudas que tiene con los compañeros de trabajo, y la empresa tenga una producción segura”, dijeron desde la representación de la seccional Río Turbio de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

Los trabajadores reclaman bonificaciones atrasadas, además del incumplimiento o pago fuera de término.
Las cuatro representaciones sindicales pidieron por la reincorporación de los 79 trabajadores despedidos por la empresa, que reiteró el compromiso asumido en una reunión con el Ministro de Energía, Juan José Aranguren, de que elevará el informe respectivo.

“Maquinazo” en Neuquén

Mientras tanto, en Neuquén hubo una manifestación de obreras textiles que reclamaron la devolución de la maquinaria que los dueños de la fábrica donde trabajaban, retiraron del taller a fines de enero.

Mediante lo que denominaron un “maquinazo” frente a la Casa de Gobierno, demandaron la devolución de las herramientas que los empresarios retiraron del taller. “Queremos decirle al gobierno que en esta provincia hace falta una fábrica como la nuestra para producir delantales, uniformes para los trabajadores del Estado, sábanas”, aseguró la delegada de las trabajadoras, Marina Catilao.

El objetivo fue que la provincia intervenga y exija a los hermanos Huerta, responsables de la fábrica, la devolución de las maquinas que retiraron del taller el 31 de enero, cuando las obreras se encontraban de vacaciones. En base a este reclamo, las mujeres presentaron una denuncia penal contra los empresarios, pidiendo que se los investigue por administración fraudulenta e infiel.

AGR-Clarín

La Federación Gráfica Bonaerense anunció que marchará nuevamente el próximo miércoles 22, a Plaza de Mayo, para pedir la reincorporación de los 380 despedidos de AGR-Clarín, y buscará sumar más organizaciones gremiales al reclamo. Los empleados de la planta del Grupo Clarín, que se encuentra ocupada ya hace más de un mes, sigue sin operar y el multimedios, con el guiño del Ministerio de Trabajo de la Nación insiste en no dar una solución y destruir los empleos.

La FGB denuncia, además, que la cartera que conduce Jorge Triaca, no buscó ninguna instancia de mediación en la que se pueda encontrar una salida consensuada que ayude a salvar los puestos de trabajo. Además, el gremio ratificó su participación en la movilización que convocó la CGT para el 7 de marzo a la cartera de Producción, en la que la central obrera reclamará por la caída de la actividad, la destrucción de puestos de trabajo y la apertura indiscriminada de importaciones.

Comentarios

Más en Más noticias