Conectar
Arriba

Un adolescente golpeó salvajemente a un compañero y le rompió la mandíbula

Los chicos de 15 años son amigos y cursan la secundaria en una escuela de barrio Echesortu. La agresión se originó por una burla y la respuesta fueron piñas y patadas que provocó la pérdida de varios dientes.

La violencia escolar en escala ascendente. Un chico de 15 años terminó con fractura de maxilar y pérdida de varios dientes luego de “cargar” a un compañero. El demencial ataque ocurrió en una escuela de barrio Echesortu.

El llamativo hecho de violencia escolar ocurrió en el establecimiento San Francisco Solano, ubicado en Río de Janeiro al 1200. Allí un adolescente de 15 años golpeó salvajemente a un compañero de la misma edad cuando éste lo habría cargado.

Como consecuencia del ataque el chico agredido tuvo fractura de maxilar y perdió varias piezas dentales. El ataque ocurrió el martes pasado en el recreo de las 11.35 de la mañana.

Lo llamativo del caso es que los chicos son amigos y nunca tuvieron un altercado anteriormente. Además, el chico golpeado pidió que no expulsen de la escuela al agresor.

El menor lesionado fue asistido por autoridades del colegio y su familia realizó la denuncia policial. Por otra parte, el agresor quedó a disposición del Juzgado de Menores y la Secretaría de la Niñez.

La mamá del menor agredido se mostró sorprendida porque dijo que “se trató de una broma con una reacción desmedida”, y agregó que “me enteré que el chico tenía problemas de conducta, y un pedido para hacerle una pericia psicológica desde la escuela primaria pero nunca se hizo”.

También manifestó que “espero que haya una sanción para este chico”, y a la vez reclamó que “esto no pase nunca más a ningún chico y que se pueda prevenir antes que pase”.

Por otra parte se quejó y exigió que en el caso que pasen estas cosas “espero que la ayuda se la de un adulto al chico, no los propios compañeros, porque en el patio no había nadie”, concluyó.

En el mismo sentido, el supervisor de escuelas privadas del ministerio de Educación, Fernando Acosta expresó que “el chico no será expulsado” y adelantó que “lo primero que hicimos fue hablar con la familia y el supervisor de la escuela para acompañarlos en este momento”. Agregó que “trabajamos en la convivencia y en lo cotidiano para resolver estas situaciones”.

También señaló que “esta situación terminó con una agresión muy fuerte pero hay otras situaciones mas leves que pueden terminar de la misma manera”. El funcionario remarcó que “los chicos tienen que aprender los contenidos de los espacios curriculares y las normas de convivencia y poner en palabras esto que sucedió es importante”.

 

Fotos y video: Gentileza Cadena 3

Comentarios

Más en Más noticias