lo más importante

El arte y el deporte urbano como herramientas de inclusión

Este domingo tendrá lugar la cuarta edición de “Encuentro de Arte y Deporte Urbano”, un evento desarrollado en el Complejo Big Jump que tiene como una de sus metas llegar a los chicos de los barrios para “sacarlos de las esquinas”.

Por Santiago Fraga

Junto con la educación, no caben dudas que el arte y el deporte son las herramientas de inclusión más poderosas que existen. En cualquier lugar donde haya una pelota rebotando, habrá miles de niños con ganas de patearla y cada uno de ellos con millones de historias cargando tras de sí. ¿Pero, qué ocurre si, por ejemplo, hablamos de deportes extremos o urbanos? ¿Tienen el mismo poder y alcance que un deporte como el fútbol? El “Encuentro de Arte y Deporte Urbano” se encarga de demostrar que sí.

El evento, cuya cuarta edición tendrá lugar este domingo 14 de enero desde las 15 en el Complejo Big Jump (Avenida Carrasco 2035), está principalmente dirigido a chicos y chicas de Rosario y alrededores, que puedan encontrar dentro de estas actividades una vía a través de la cual puedan divertirse y explotar lo que llevan dentro, lejos de la calle.

Conclusión dialogó con Pichón Núñez, uno de los organizadores e impulsores del encuentro, quien contó que el mismo trata de impulsar la cultura urbana y llevarla a los barrios, “tratando de sacar a los chicos de la esquina y acercándolos a las actividades deportivas urbanas que les permitan una representación social diferente”.

En ese objetivo, en cada evento llevaron a chicos y chicas de comedores o merenderos y les presentaron un montón de actividades vinculadas a la cultura urbana, como el graffiti, roller derby y agressive, skate o bicicleta. “Fusionamos todo, se presentaban todos, todos exponían sus actividades y los chicos disfrutaban el día de cara a todas esas actividades que los pueden sacar de la esquina”, agregó Pichón.

Este evento, además, contó con un gran crecimiento a lo largo del tiempo. Mientras que al primero asistieron 200 personas, al segundo fueron 700 y ya para el tercero pudieron convocar a escuelas de otras localidades, compartiendo una tarde donde se expusieron un montón de actividades y dándole al encuentro un carácter más regional.

En Big Jump, el complejo donde el encuentro tiene su lugar, durante todo el año se realizan actividades vinculadas al deporte urbano, siendo por ejemplo el skate una de las principales, con categorías de 3 a 8 años (inicientes), de 8 en adelante (principiantes avanzados) y skate para adultos. “Chicos que no sabían absolutamente nada de skate ya de grandes ahora no sólo han aprendido la actividad, sino que patinan muy bien”, agregó.

“Lo que hicimos un poco es abrir el abanico, siempre dentro de los deportes urbanos” aseguró Pichón, quien aclaró que prefiere utilizar el término ‘urbano’ y no ‘extremo’ ya que éste último se lo vincula más al “niño rebelde” y a “cosas que no están asociadas realmente a la actividad, que es deportiva”.

Otras de las actividades urbanas que realizan son el extreme workout (una actividad de entrenamiento tipo calistenia que se hace con el peso del propio cuerpo en barras, en paralelas, con dominadas o con flexiones de brazos), parkour, telas, yoga deportivo (donde se funciona la gimnasia deportiva con las posturas extremas del yoga para lograr elongación y demás), ritmo y zumba, además del skate park.

Foto: Fernando Vignatti