Crepes: una parte de Francia en la cocina

Pocos platos se pueden preparar de forma más fácil y rápida que las crepes, en esta ocasión les enseñaremos a realizarlas y de esta manera agasajar y remitirnos a la hermosa  Francia.

Por Hernán Cabrera

Las crepes son originarias de la región de Bretaña, al oeste de Francia, en donde se llaman krampouezh; actualmente es un plato consumido a diario en todo el país, especialmente en el Chandeleur o Fiesta de la Candelaria, como parte de la tradición local (habitualmente se sirven acompañados de sidra ). En esta región francesa se distinguen dos platos parecidos: las crêpes elaboradas con trigo candeal  y generalmente reservadas a los dulces y las gallettes elaboradas con trigo sarraceno, en general reservadas a rellenos salados. Este tipo de trigo oscuro fue traído a Europa de China y a su paso por Europa Oriental dio origen a una comida similar, los blinis.

Los ingredientes para la masa de crepes son: harina , huevos, leche, aceite, sal y, opcionalmente, azúcar. Las crepes se obtienen por la cocción de la pasta extendida en forma de disco, hasta que se dore.

Pocos platos se pueden preparar de forma más fácil y rápida que las crepes. En unos pocos minutos puedes preparar una masa de crepes deliciosa que podrás complementar con multitud de alimentos, ya sean dulces o salados.

Ingredientes para hacer la masa de 8 crepes, para 2 personas:

Preparación

– La harina debe tamizarse para facilitar la mezcla con el resto de los ingredientes.
– Los huevos se baten con la leche y una pizca de sal y azúcar, y se va incorporando poco a poco la harina sin dejar de batir con unas varillas metálicas.
– Cuando se haya formado una pasta suave y sin grumos, se le pone un poquito demanteca fundida, en mi caso, la manteca la coloco directamente a la mezcla, de esta forma no hay que colocarla cada vez que se hace uno.
– Una vez que la mezcla esté perfecta, se cubre el bol con plástico de cocina y se deja  un par de horas en la heladera.

– Para cocinar las crepes, lo mejor es utilizar una sartén antiadherente de 18 cm de diámetro; cuando este caliente , se retira del fuego, se añade un chorrito de masa y se mueve la sartén para que cubra todo el fondo este paso es rápido, ya que al ser una masa muy fina se hacen enseguida, retiramos la primera y así hasta que la mezcla se termine.

Nuevamente ponemos las crepes en la heladera y esperamos de media a una hora.

El relleno va a la imaginación de cada uno y en otra receta lo explicaremos. Particularmente recomiendo uno con ricota, nueces, tomate y panceta y una salsa verde de espinaca y crema.