Conectar
Arriba

ZL, o cómo derribar muros imaginarios y de los otros

Puesta atípica para la presentación de la revista ZL con lectura de autores e invitados en un espacio casi propio. Sin formalidades ni rejas, con bufet de comida, bebidas y música en vivo.

Por Vanesa Pacheco

Se presentó la revista ZL/4, un trabajo que venía gestándose hace tiempo junto a sus coordinares y autores y que al fin salió a escena. Fue el viernes 8 de este mes de diciembre en la zona sur de la ciudad, más precisamente en Entre Ríos al 3486, donde se dicta el taller de poesía de los internos del hogar “Los Amorinis”, personas institucionalizadas que tienen padecimientos subjetivos.

En un marco festivo, colorido, llamativo y con la concurrencia de más de 60 personas arrancó el evento. En el interior del espacio, relataron poesías y escritos de la revista, Beatriz Vignoli, Nicolás Domínguez Bedini, Ana María Pagani, Lorena Guinovart y Xilene Agustini, autores y colaboradores de ZL.

Siguiendo la línea de “derribar muros” y entender la cotidianeidad desde otro lugar, entrado en lo colectivo y mediante la palabra, el proyecto crece, se esparce y teje redes con poemas significativos y con un mensaje claro como en el poema titulado “Del otro lado de la reja no están los pensamientos, no sé qué hay”, haciendo reseña al encierro, o “Geografía”, en referencia a lugares de la ciudad, y “No es posible”, este último basado en los miedos. Todos de autoría de los escritores del Taller de los lunes en Sarandí.

Entre los invitados y participes de la revista estuvieron Nicolás Domínguez Bedini que relató poemas como “Salto al vacío”, y el

escritor asturiano Fran Gayo, radicado en Buenos Aires, que trajo textos de su libro “Cadena de frío”, entre otros. Finalmente Beatriz Vignoli hizo lo propio con un collage de distintos libros de su autoría y presentó uno inédito: “El padre y el hijo no tienen nada que decirse “, basado en una anécdota de una paciente de Lacan (médico psiquiatra y psicoanalista francés conocido por los aportes teóricos que hizo al psicoanálisis).

Entre lectura, atención y una pared tapada de escritos por los protagonistas de esta fiesta, sobresalía un cartel que expresaba: “Acá se defiende la Ley Nacional de Salud Mental”.

ZL se trata de esto, de un encuentro que se funda en la posibilidad de compartir actos cotidianos, simples, que aparentan poco valor, pero que nos permiten reconocernos en una trama de afectaciones mutuas.

Conclusión estuvo presente en la presentación de este nuevo número, pero antes participó de un día de taller en el espacio, donde se aprecia lo que significa salir de la institución para tener la posibilidad de poder pensar, sentir-hacer, habitar la experiencia, desde el reconocimiento de la interdependencia. En resumen, representa salir de la institución para apostar a voces socialmente silenciadas, omitidas, tenidas en cuenta para un proyecto cultural.

Progresar, permanecer y trascender

En esta cuarta edición se vio el progreso, y el reconocimiento tras la apuesta para ser escuchados y la singularidad, siempre buscando lo colectivo. Un proyecto de cuatro años que muestra que salir del encierro, copar la vereda y estar al lado de la calle es positivo y vanguardista. Entrar y salir sin temor; compartir con familiares, amigos, vecinos y desconocidos sin temor ni prejuicios. Todos juntos en un mismo espacio.

El cierre de este evento tan esperado, estuvo a cargo de los músicos Gonzalo Miranda y Facundo Vázquez que, con instrumentos en mano hicieron ruido interpretando temas de género folclórico durante el final de una noche de festejo, alegría y novedades.

Los autores y propulsores de ZL

Los que están en ZL/4 son: Aída; Ana María Pagani, Ariel Autino, Adalber Salas Hernández, Beatriz Vignoli, Carlos Gallardo, Ceci Acosta, Caren, Diego Carmona, Daniel Freidemberg, Estela Piombino, Enrique Morales, Fernando Capriotti, Fernando Kosovel, Fran Gayo, Gabriela Rivero, Hernán Jesús, Ignacio Maldovan, Jorge Alemán, Kurt Lutman, Leandro Levi, Lorena Guinovart, María Castillo, Mariano Remón, Mariana, Nacho Tajahuerce Sanz, Nicolás Domínguez Bedini, Ricardo Cabral, Sara Quiroga, Vanesa Temperini, Victoria Albarello yXilene Agustini.

Este cuarto número, además de contener poemas de todos los autores citados, incluye un editorial sobre el eje temático de Beatriz Vignoli.

En ZL/4 se abrazan la diversidad y el buen gusto, un objeto de colección para el amante de la buena poesía. Desde Conclusión, “congratulación” a los integrantes de la cuarta edición de un grupo de poetas unidos y confraternizados en pleno ejemplo de lucha activa y generosidad por la igualdad.

Para comprar la revista pueden contactar a los responsables de la misma mediante Facebook https://www.facebook.com/RevistaZL/ o también acercarse los lunes a espacio dónde se dicta el taller, Entre Ríos 3486. El valor de ZL/4 es de $ 130 pesos.

Comentarios

Más en Info general