lo más importante

Proponen iniciativa para rescatar los cines históricos de la ciudad

El proyecto ingresado por el concejal Eduardo Toniolli en el cuerpo legislativo local, propone, por medio de exenciones impositivas y otras medidas, apuntalar a los que continúan funcionando, y promover la reapertura del resto.

Rosario supo tener, hace décadas, más de setenta cines repartidos entre el centro y los barrios, que con el paso del tiempo se fueron cerrando. Una iniciativa ingresada por el concejal Eduardo Toniolli en el cuerpo legislativo local, propone, por medio de exenciones impositivas y otras medidas, apuntalar a los que continúan funcionando, y promover la reapertura del resto.

El proyecto de Ordenanza, titulado “Régimen de protección y fomento de los cines históricos rosarinos”, supone como contraprestación por los beneficios obtenidos por las salas, la realización periódica de funciones sin cargo para escuelas, clubes, centros de jubilados, e instituciones sociales, y la difusión de expresiones de la industria audiovisual local.

> Te puede interesar: Otro rubro en crisis: fuerte caída de espectadores en los cines rosarinos

“Estamos proponiendo un régimen de fomento y de preservación de los cines históricos rosarinos”, explicó el edil justicialista a Conclusión y detalló: “Planteamos que en aquellos cines que están funcionando o aquellos que puedan reabrirse porque mantienen su estructura original, se pueda favorecer con distintas medidas, como exenciones a la TGI, al Drei, al impuesto que se cobra en cada entrada por derecho de espectáculo”.

Según manifestó Toniolli, hoy el cine Monumental está pagando casi 40 mil pesos entre TGI y Drei. Sumado al derecho de espectáculo que es un 5,5% de cada una de las entradas. “Es un número considerable”, apuntó preocupado.

“No hablamos de regalar absolutamente nada sino de generar algún tipo de facilidades canjeables por un aporte a la comunidad y por la promoción de la indstria de la producción local”, dijo entusiasmado.

Fundamentalmente el concejal del Frente para la Victoria defendió el proyecto desde la perspectiva de los cines no solo como generadores de actividad alrededor de la industria cinematográfica sino de actividades comerciales y gastronómicas en toda la zona de influencia.

“Cada vez que se cerró uno de estos cines históricos fue una tragedia para los centros comerciales que ahí existían”, expresó.

Por último destacó que la iniciativa supone el cumplimiento de algunos requisitos como ser cines de capitales locales, así como que la actividad central sea la de la proyección cinematográfica además de las contraprestaciones propuestas en función de las exenciones.

Por su parte, Daniel Greco, gerente del Monumental dijo que la propuesta representa “un gran salvavidas, que nos puede ayudar muchísimo”.

“Hoy los gravámenes que tenemos en base a los impuestos municipales y provinciales son bastante grandes. Alquilamos, no somos propietarios de las salas, entonces esto ayudaría muchísimo. El 5,5% sobre el impuesto de la entrada también es bastante groso, es el más caro del país”, describió el especialista.

A modo de ejemplo, dijo que hoy día una lámpara de proyección, en dólares, sale entre 60 mil y 70 mil pesos y “eso hay que remontarlo”.

“Con esto se pueden abrir muchas oportunidades, incluso un empresario que a lo mejor quiera rescatar alguna de las salas”, dijo Greco optimista.

Luego realizó un balance de la realidad que atraviesa a los cines rosarinos y señaló que “hace 4 o 5 años las cifras fueron bajando, primero por los embates de los videos truchos y hoy por el flagelo más grande que tenemos, que es la inseguridad. Ya después de las 19 no queda nadie en las peatonales”.

“El cine comúnmente trabajaba mejor de noche que de día, hoy es al revés. Fue cambiando el hábito, no tenemos trasnoche. Si pudiéramos tener el movimiento de otras ciudades como Tucumán, donde la noche tiene movimiento, sería diferente. Pero acá en el centro eso se perdió y nos perjudica muchísimo”, expresó preocupado.

Actualmente están funcionando tres complejos multinacionales con 12 o 13 salas cada uno, El Monumental con 9 salas, los cines del centro que tienen 4 salas, y el Arteón que sigue funcionando como lo era anteriormente el Cabrini. Y únicamente de capitales locales está El Monumental, El Siglo y El Arteón.

Finalmente, Enrique Fenizi del Arteon fue contundente: “El cine hay que revitalizarlo de alguna manera”.

“Primero la inseguridad y segundo la rebaja de los impuestos es muy importante porque nos permite realizar más funciones de las que estamos realizando”, indicó a Conclusión.

Refiriendo al Arteón dijo que actualmente realiza dos funciones semanales gratis para la gente de la tercera edad, lo que “significa una ayuda muy grande porque mucha gente viene al cine entonces haciendo incentivos de alguna manera, la gente va a volver al cine porque hay muchas cosas buenas para ver”.