Conectar
Arriba

Un peligroso y hediondo corralito de Aguas agota a vecinos de zona oeste

Hace un mes y medio que la empresa rompió el pavimento por un problema cloacal del barrio y nunca más lo reparó. La lluvia y los desagües de los hogares hacen de este pozo un problema de higiene y seguridad. 

No es novedad que los corralitos de Aguas Santafesinas sean parte del paisaje de la ciudad. Tampoco es novedad que queden en la calle sin arreglar la causa por meses y meses. Incluso no sorprende que sean culpables de siniestros viales o caídas de transeúntes. Esto les ocurre a los vecinos de pasaje Noruega al 3200, con un corralito de Aguas que les trae más de un dolor de cabeza.

En diálogo con Conclusión, Guillermo contó que hace “un mes y medio que tienen este pozo”. “El 3 de octubre vino Aguas, rompieron por un problema cloacal de la cuadra, socavaron pero nunca más vinieron a solucionarlo”, dijo.

 El vecino, denunció que al estar el caño de agua roto, los desagües de la cloaca de toda la cuadra desembocan allí; sumado a las lluvias y los vientos de tormenta además del olor propio de cañería también es un depósito de basura.

“Es un criadero de mugre, de larvas de mosquitos y cada vez más se socava el pavimento. Además abarca más de la mitad de la calle y los autos se llevan por delante las vallas. Es un peligro para todos pero más para los niños”, remarcó Guillermo.

Los vecinos tienen numerosos números de reclamo a causa de las denuncias en Aguas, en Higiene de la Municipalidad y en Asfalto de la Municipalidad, pero nadie responde.

¿Esperarán que alguien tenga un accidente para hacerse presente y solucionar el problema?…Eso tampoco es novedad.

Comentarios

Más en Ciudad