Conectar
Arriba

Imputaron a un hombre por delitos que cometió en perjuicio de su ex pareja

El fiscal Eric Fernández le atribuyó la autoría de cinco hechos delictivos, entre ellos, la privación de la libertad de la mujer y de la hija menor de edad de ella. El hombre investigado tiene 48 años y fue aprehendido el jueves.

Un hombre de 48 años cuyas iniciales son RFG fue imputado por diversos delitos que cometió en la ciudad de Santa Fe en perjuicio de una mujer que fue su pareja. La atribución delictiva la realizó el fiscal Eric Fernández en una audiencia realizada el sábado a la mañana en los tribunales de la capital provincial ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro.

El fiscal Eric Fernández le atribuyó la autoría de cinco hechos delictivos, entre ellos, la privación de la libertad de la mujer y de la hija menor de edad de ella. El hombre investigado tiene 48 años, sus iniciales son RFG y fue aprehendido el jueves en un allanamiento que realizó personal de Trata de la PDI.

El funcionario del MPA le atribuyó la autoría de los delitos de coacciones; amenazas y amenazas coactivas calificadas (por el uso de arma) y agravadas (por ser cometidas con arma de fuego); lesiones leves dolosas agravadas (por haber mantenido relación de pareja y violencia de género); privación ilegítima de la libertad calificada (por ser cometida con violencia y amenazas) y agravada (por ser cometida con el uso de armas de fuego). Además, le imputó la coautoría de los delitos de tenencia indebida de arma de fuego de uso civil y tenencia indebida de arma de guerra. Todos los delitos fueron atribuidos en concurso real entre sí y cometidos en un contexto de violencia de género.

Ataques

Los cinco hechos delictivos que se le imputaron a RFG fueron cometidos entre abril de 2015 y el último jueves.

Uno de los episodios más graves que sufrió la víctima ocurrió el pasado domingo minutos después de las 18:30 en inmediaciones de las calles Juan Díaz de Solís y Castelli. “La mujer estaba con su hija de dos años, cuando fue interceptada en la vía pública por el imputado que se trasladaba en un automóvil junto a otro hombre”, relató el fiscal. “Como la mujer se negó a subir al vehículo, el acompañante del imputado le sustrajó la beba de los brazos, y de esta manera la obligaron a subirse al auto. Las dos fueron llevadas contra su voluntad a una vivienda ubicada en inmediaciones de Larrea y Almafuerte, donde se les exhibieron armas de fuego con el fin de amedrentarlas”, agregó el funcionario del MPA.

“Luego de ser obligadas a quedarse en la vivienda, la madre y su hija fueron llevadas a la casa de un familiar, donde el imputado nuevamente amenazó de muerte con un arma de fuego a la mujer y a un hermano de ella”, informó el fiscal.

El martes 6 de diciembre del año pasado ocurrió un episodio similar. “Alrededor de las 19:00, el imputado interceptó a la mujer en inmediaciones de Marcial Candioti y Pavón y la llevó contra su voluntad en una moto hasta la intersección de las calles Almirante Brown y Obispo Príncipe en la Costanera”, narró el fiscal. “Allí la atacó con golpes de puño en la cara y en la cabeza, la golpeó con una cadena en la espalda y en el brazo izquierdo, y le pegó una patada en el tobillo izquierdo, provocándole diversas lesiones”, precisó el fiscal.

Desde 2015

Por otra parte, Fernández recordó que el primer hecho delictivo fue el martes 7 de abril de 2015. En tal sentido, señaló que “en horas de la noche, la víctima fue golpeada por el imputado en oportunidad de estar en la casa de un amigo. Además, la amenazó diciéndole que si lo denunciaba, la iba a matar a ella, a su hija y a su familia”.

El funcionario del MPA agregó que “el jueves 15 de septiembre de 2016, la víctima fue nuevamente amenazada por el imputado con el fin de atermorizarla y amedrentarla. En esta oportunidad lo hizo a través de mensajes de texto vía teléfono celular”.

También con armas

El pasado jueves, finalmente RFG fue aprehendido en el marco de un allanamiento ordenado por el fiscal Fernández, que contó con la debida autorización judicial y fue realizado por personal de Trata de la Policía de Investigaciones (PDI). “El imputado tenía ilegítimamente en su casa dos armas de fuego de uso civil (un revólver calibre 32 largo y un revólver calibre 22 largo) y dos armas de fuego de guerra (un revólver de doble acción calibre 38 largo y un revólver calibre 38 corto). Las cuatro armas eran aptas para el disparo”, finalizó el fiscal.

Comentarios

Más en Judiciales