Conectar
Arriba

Unos 500 dirigentes sociales llevan al Papa sus ruegos por “tierra, techo y trabajo”

La delegación estará compuesta por dirigentes de Buenos Aires, Jujuy, Chubut, Misiones y Santiago del Estero, que forman parte de movimientos campesinos, indígenas barriales y de la economía popular.

Medio millar de dirigentes de organizaciones sociales viajarán a Chile la semana que viene para pedir un renovado apoyo al papa Francisco para sus demandas de “tierra, techo y trabajo”.

Sergio Sánchez, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) e integrante de esta comitiva que estará en la la misa que Francisco ofrecerá en Temuco, Chile, aseguró que el Pontífice llevará a la nación trasandina un mensaje de “unidad y paz para el continente”.

“Vamos a acompañar en Chile la idea que hace años viene difundiendo el Papa, que es la de tierra, techo y trabajo, que es la que buscamos promover los movimientos sociales. Por eso vamos a viajar a verlo”, señaló Sánchez en diálogo con Télam.

La delegación argentina de las organizaciones sociales que visitará Chile estará conformada por 500 dirigentes y trabajadores de la economía popular.

La delegación estará compuesta por dirigentes de Buenos Aires, Jujuy, Chubut, Misiones y Santiago del Estero, que forman parte de movimientos campesinos, indígenas barriales y de la economía popular.

“Vamos a salir en micros el lunes próximo desde Buenos Aires y luego de la misa en Temuco estaremos en San Martín de Los Andes para visitar a los compañeros de otras organizaciones de la economía popular que están trabajando para cambiar las realidades que viven”, relató Sánchez.

En esa ciudad neuquina participarán de “una jornada de reflexión acción sobre el programa de los Movimientos Populares de Tierra, Techo y Trabajo.

Allí, los dirigentes se alojarán en el barrio Curruhuinca, de la comunidad mapuche, donde se edificaron viviendas por parte de una cooperativa para los vecinos sin techo.

“Es un viaje que nos costeamos nosotros, con los aportes que se hicieron en cada una de las organizaciones que integramos. Vamos a dormir en carpas y con los vecinos de la comunidad”, explicó Sánchez.

Sánchez es un trabajador cartonero que conoce a Francisco desde 2006, cuando Jorge Bergoglio era arzobispo de Buenos Aires, y siempre estuvo vinculado al “trabajo social” que el obispo auspició durante su gestión religiosa en la ciudad.

Como miembro y referente del MTE, asistió en marzo de 2013 a la asunción de Bergoglio como jefe de la Iglesia en Roma, en representación de las organizaciones sociales.

“Conozco a Francisco desde hace muchos años y siempre compartimos su prédica en favor de integrar a los que menos tienen. Desde el MTE organizamos a los trabajadores urbanos, a los recicladores y logramos cambiar la vida de muchas personas”, apuntó Sánchez.

El grueso de la delegación estará conformada por dirigentes que pertenecen a las organizaciones que forman el denominado tridente de San Cayetano (la CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa), surgido en las peregrinaciones del 7 de agosto a la iglesia que honra a ese santo y se ubica en el barrio porteño de Liniers.

Además de Sánchez, estarán presentes en Chile Juan Grabois (MTE), Daniel Menéndez (Barrios de Pie), Esteban Castro (CTEP) y Rubén Portas (CCC), entre otros.

Francisco ofrecerá una misa en un predio aledaño al aeropuerto Maquehue, de Temuco, una ciudad ubicada en el sur de Chile, a la cual se prevé una asistencia de 350 mil fieles de toda América latina.

La ceremonia comenzará a las 10.30, el próximo miércoles 17 de enero y se denominará la “Misa por el Progreso de los Pueblos”, y contrará con la participación de 300 sacerdotes, 20 seminaristas y un coro de 120 personas.

En la misa se celebrará además una “rogativa mapuche”, que incluirá la participación de varios integrantes de esa comunidad originaria.
Tras esta celebración, el pontífice viajará a Perú, donde permanecerá hasta el 20 de enero y pondrá fin a su periplo por la región.

Comentarios

Más en Más noticias