Los bomberos rescataron a un gato de una casa en llamas en la ciudad rusa de Kovrov, que estaba inmovilizado no solo por el fuego sino también por el monóxido de carbono que allí se respiraba y que lo dejaron al borde de la muerte.

La mascota, de nombre Tyson, fue asistida por los rescatistas del lugar que consiguieron reanimarlo con agua y oxígeno, por lo que ya se encuentra nuevamente en su hogar y con sus dueños luego del peligroso incendio al que le tocó sobrevivir.