Policías que realizaban rastrillajes en el pueblo de Quines, en San Luis, donde vecinos denunciaron la presencia de un gorila o un animal de esas características, hallaron huellas que podrían corresponder al primate.

Los rastrillajes están a cargo de alrededor de 15 efectivos de la Policía Ambiental, que, en principio, descartaban que el hecho se corresponda con algún tipo de broma.

La acción de las autoridades se inició el domingo cuando dos vecinos de la zona de Banda Oriental, de esa localidad serrana situada en el noreste de la provincia, afirmaron haber visto a un gorila caminar por los arbustos situado en las afueras de una chacra, indicó el Diario de la República.

Los vecinos recurrieron a la Policía Ambiental, que organizó los rastrillajes, en los que se empleó equipos de visión nocturna, mientras que en las próximas horas se iba a incorporar un drone.

El jefe de esa sección policial, el comisario Marcelo Díaz, indicó que por el momento “los resultados son negativos” y no se pudo dar con el primate, aunque se pudieron encontrar huellas que corresponderían a un gorila.

“Hasta el momento no hubo avistamientos del animal, pero sí encontramos huellas que tienen una gran similitud a las de un primate. Gracias al rocío que cayó sobre el terreno, las pisadas son muy notorias. Descartamos que sean de un humano, no sólo por su forma, sino porque el animal ha pisado sectores con muchas espinas y es imposible que un hombre no se lastime al pasar por allí”, sostuvo el comisario.

Díaz dijo que “el supuesto primate”, por las huellas observadas, “se mueve en un radio de un kilómetro y medio. Siempre por el campo de la familia Gatica”.

“No hay dudas de que las pisadas encontradas son muy similares a las de un primate. Por eso hoy incorporaremos un drone, lo que nos permitirá hacer una búsqueda aérea de la criatura”, afirmó.