Iván Carabantes, jugador de waterpolo de GER, que participa de la selección nacional de la disciplina y sueña con subirse al podio de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, que se desarrollarán a partir del 26 de julio.

Argentina tuvo un banco de pruebas de gran nivel, en el torneo en Perth (Australia), donde consiguió un meritorio quinto puesto, con buenos resultados y rendimientos. Conclusión dialogó con Carabantes que hizo un balance del certamen: “En general, fue muy bueno, cerramos un gran torneo porque el nivel era muy bueno. Cuando competís con estas potencias, intentamos jugar el mejor partido que se puede pero algunas veces no se da.

“El objetivo era hacer buenos partidos y jugar de igual a igual contra todos, y no solo que superamos eso, obtuvimos buenos resultados. El partido con Kazajistan fue el punto más bajo y el más alto, fue el rendimiento del equipo en general pero sobre todo el sector defensivo, siempre en ataque tenemos nuestras armas para hacer goles”, afirmó el hombre de Gimnasia y Esgrima.

De cara al certamen internacional de Perú, Carabantes señaló que: “Argentina llega muy bien, fue un gran envión anímico para nosotros, todavía falta toda la preparación, si jugamos como en este torneo, tenemos chances de lograr el podio, hace 56 años que Argentina no logra una medalla en estos juegos”.

El rosarino se refirió al plano personal y afirmó: “Estoy bien en lo físico, en óptimas condiciones, con la experiencia uno sabe cuando exigirse, para mi carrera sería la frutilla del postre lograr una medalla en los Panamericanos, de mi lado y del grupo, dejaremos todo para alcanzarla”.

“En Toronto 2015, clasificamos a las semis, pero sabíamos que estábamos lejos del tercer puesto, para este juego subimos la apuesta, hay buen equilibrio entre los mayores y jóvenes. Queremos insertarnos como potencia a nivel panamericano y mundial. En Australia, en la primera participación salimos décimos, en la segunda fuimos séptimos y en ésta, llegamos al quinto puesto”.