La autopsia efectuada por los médicos forenses al cuerpo de Emiliano Sala confirmó hoy que el delantero argentino falleció por “lesiones en la cabeza y en el tronco”, producto del accidente de avión que sufrió el 21 de enero pasado.

Además, se conoció que el mismo fue identificado a partir de sus huellas dactilares, luego de que el cuerpo fuera descubierto dentro del avión en el fondo del Canal de la Mancha, el pasado domingo 3 de febrero.

Según medios ingleses, Ian Parry, el oficial principal de un forense de Dorset, aseguró que “el 7 de febrero, el experto en huellas dactilares, Christopher Bradbury, identificó Emiliano Sala mediante el análisis de pruebas de huellas dactilares”.

El informe se dio a conocer en un breve anuncio a la prensa llevado a cabo en Bournemouth, ciudad en cuyo puerto amarró el jueves el barco Geo Ocean III, dispuesto por Reino Unido y encargado del rescate.

En tanto, Brendan Allen, jefe del equipo forense, explicó que la audiencia se realizará el 6 de noviembre y que en los próximos días el cuerpo estará en condiciones para ser repatriado a la Argentina donde el jugador había nacido hace 28 años.

Además, se informó que la Air Accidents Investigation Branch (Aaib) será la encargada de investigar por qué el Piper PA-46 Malibu se precipitó en el Canal de a Mancha cuando volaba desde la ciudad francesa de Nantes hacia la británica de Cardiff.

La investigación, según se informó, podría demandar de “seis a doce meses”. Ahora, los peritos deberán trabajar con las imágenes capturadas por el submarino, ya que los restos no serán rescatados debido a la dificultad y el presupuesto que esto conlleva.

“Desafortunadamente, los intentos de recuperar los restos de la aeronave no tuvieron éxito antes de que las malas condiciones meteorológicas obligaran a detener las operaciones. El pronóstico del tiempo para el futuro previsible es deficiente y, por lo tanto, se tomó la difícil decisión de finalizar la operación”, señaló el comunicado emitido el miércoles por la Aaib.

Por otra parte, aún queda también el misterio por saber qué ocurrió con el piloto David Ibbotson, cuyo cuerpo no fue hallado y actualmente ni siquiera se está buscando. El domingo, su esposa Nora pidió que reanuden la búsqueda.

“Queremos que bajen y miren bien, sé que las condiciones no son las mejores y que es un mar peligroso, pero queremos saber que lo intentaron por última vez. Encontrarlo nos volvería a unir como familia, podríamos ir a visitarlo y saber que está ahí”, declaró.