Horas decisivas se viven en estos momentos en Denver, a la espera de conocer con certeza cuál será el futuro de Facundo Campazzo para lo que resta de la temporada 2021/2022.

El brillo con el que el base cordobés contó en su primera temporada en la NBA se apagó casi por completo en esta segunda. A pesar de continuar mostrando su entrega y sus buenas condiciones en la faceta defensiva y como organizador, el bajo porcentaje de acierto en los tiros de campo (38%) terminaron condicionando a Campazzo, junto con el flojo rendimiento de la segunda unidad de los Nuggets en su totalidad que ocasionó también que el argentino ostente uno de los peores récords de +/- (estadística que cuenta la diferencia de puntos, positiva o negativa, que el equipo tuvo con el jugador en cancha) de la liga.

Si bien en los Estados Unidos adoran analizar los deportes a través de las estadísticas y las matemáticas, este último apartado fue clave para que el base cambie los elogios iniciales por fuertes críticas por parte de la prensa y el público. Al mismo tiempo, el coach Michael Malone fue relegándolo poco a poco y el argentino tampoco supo aprovechar sus últimas chances, hasta que eventualmente terminó eclipsado por completo con las apariciones de Nah’Shon Hyland y Bryn Forbes.

Toda esta situación terminó decantando en que el entrenador lo deje afuera de la rotación y que en los últimos partidos solamente dispute «minutos basura» (minutos irrelevantes, cuando el partido ya está liquidado), o ni siquiera ellos.

Este jueves es la fecha límite de traspasos en la NBA y todo apunta a que el futuro de Campazzo estará lejos de Denver. ¿Pero a dónde puede ir?

Lo cierto, de entrada, es que cualquier cosa puede pasar y las sorpresas están siempre a la orden del día en la liga basquetbolística más importante del mundo. Sin embargo, el rumor que más fuerte corrió es la versión de que los Cleveland Cavaliers querrían hacerse con el paquete Green-Campazzo.

Los Cavs recientemente se desprendieron del base español Ricky Rubio, que había sufrido una dura lesión, y en esa posición actualmente cuentan con un joven de gran proyección como Darius Garland y un experimentado campeón como Rajon Rondo, recién llegado. Campazzo podría encajar como tercera guitarra dentro de ese esquema.

A su vez, la franquicia cuenta con el español José Manuel Calderón como consejero, alguien que pocos días atrás bancó públicamente a Campazzo, asegurando que «es un gran jugador que tiene una forma de jugar muy, muy especial», y que «es el típico jugador que volverá a estar en la rotación por su forma de jugar, de competir y de ser».

Por otra parte, otras franquicias como los Boston Celtics o Los Ángeles Clippers se encuentran necesitando sumar un base de las características de ‘Facu’ a su plantel, pero todavía no corrieron rumores firmes al respecto.

Otra opción que sí cobró fuerza en las últimas horas es la de Oklahoma City Thunder, equipo que despreció recientemente a Gabriel Deck y que podría intentar conseguir a Campazzo y Green desprendiéndose de Derrick Favors y un pick de segunda ronda.

Por si esto fuera poco, JaMychall Green dispone de una cláusula que le permite rechazar un traspaso, por lo que se presume que solo aceptaría irse de Denver si es a un equipo con condiciones para acceder a play-offs.

Algo que es importante remarcar es que en la NBA, y especialmente en las transferencias, muchas veces se prioriza más el peso económico de un traspaso que el deportivo, a raíz del límite salarial con el que cuentan los equipos y los distintos tipos de contrato que se le hacen a los jugadores.

Entonces, es probable que alguna franquicia acceda a realizar una transferencia no para reforzar a su equipo, sino para alivianar las finanzas o hacer espacio para poder fichar otros jugadores.

Esto hace que sea aún más complicado vislumbrar el futuro de Facundo Campazzo en la NBA, teniendo en cuenta además que va por su segundo año de contrato, el último garantizado (lo que significa que no pueden rescindirlo antes), y a mitad de año pasaría a ser agente libre.

Por ende, también existe la posibilidad de que no se realice ninguna transferencia antes del jueves, con lo cual el argentino continuaría hasta junio en los Nuggets y luego podrá definir su futuro, ya sea negociando con cualquier otro equipo NBA o, una posibilidad que también cobró fuerza en los últimos días, dejando la liga y volviendo al club en donde más destacó en su carrera: Real Madrid.