Marco Ruben tuvo una semana más que especial. Es que, tras ser confirmado su regreso a Rosario Central el pasado domingo, el último ídolo auriazul se abocó de lleno a meterse con todo, rápidamente, en el universo de la institución de Arroyito. Estuvo viendo a sus compañeros en Uruguay, ya entrenó con el plantel en Arroyo Seco y este viernes brindó una conferencia de prensa en el Gigante de Arroyito, en la que manifestó las primeras impresiones tras transitar un nuevo ciclo en su gran amor.

El experimentado delantero, de 38 años, arribó en la mañana de esta jornada en su auto particular rumbo al Salón Centenario del estadio mundialista, donde lo esperaban algunos hinchas en el playón de estacionamiento para poder sacarse una foto, y sobre todo una gran cantidad de periodistas para obtener las principales palabras del 9 en este regreso al Canalla, el cual se produce dos años después de que dejara la actividad profesional.

«Acá estoy de nuevo, parece increíble tantas presentaciones y despedidas. Desde ya digo que no quiero más despedidas, cuando me vaya, me voy», dejó sentado el goleador histórico en el mensaje inicial.

«Estoy contento de haber tomado esta decisión, de que me hayan dado esa confianza ustedes (comisión directiva y cuerpo técnico), sin eso no hubiera ni pensado en volver a jugar. Estoy ante un gran desafío, el más grande de mi carrera», remarcó.

«Ahora a pensar positivo, estar, ayudar donde me toque en lo que el club y mis compañeros necesiten, es lo que vine a hacer. Pensando y mentalizando en dar la talla dentro de la cancha, si tomé la decisión de volver es porque pienso que puedo ayudar en ese sentido», agregó.

Consultado sobre qué lo motivó a volver, si tuvo influencia el entrenador Miguel Ángel Russo en ello, manifestó: «Fueron varias cosas; poder compartir una etapa en el club con Miguel, que es un gran ídolo nuestro, eso fue importante. También ayudó la reunión que tuve con Gonzalo, ex compañero y hoy presidente de la institución, él y su esposa (Carolina Cristinziano, vicepresidenta) confiaron en mí para que pudiera tener otra etapa. Además, me motivó la posibilidad de jugar con Ángel (Di María), más allá de que se dé o no. Después comencé y una vez que me mentalicé no había nada más en el medio».

Respecto a cuando pensó en volver, destacó que «a partir de la reunión que tuve con Gonzalo y Carolina, se me metió en la cabeza volver, empecé a planear cómo podría ser esa vuelta. Después, obviamente, con mi mujer, que al principio no se puso muy contenta, pero después me apoyó y siempre me está apoyando, dándome la confianza y la libertad para poder volver a cumplir otro sueño acá en Central».

También fue preguntado sobre cual es su desafío en este retorno a casa y qué se propone, a lo que respondió: «Una de las ventajas que tengo es que ya me retiré dos veces, eso me renovó de alguna manera, me dio aire, lo hablaba con Fatu (Broun). La cabeza también, a veces no la puedo manejar. Me propongo sentirme bien, veo al club, que está creciendo en un montón de aspectos, hay un gran equipo, con buenos nombres, siento que puedo ayudar».

«Se vienen cosas importantes, tenemos el repechaje por la Sudamericana, Copa Argentina y el torneo local. Vamos a tomar con la mayor seriedad y profesionalismo todo lo que venga por delante para poder lograr algo», dejó a modo de objetivo grupal para lo que será el segundo semestre.

«Ojalá pueda ayudar con más goles, sueño con volver a hacer un gol en el Gigante, ese es mi primer desafío. Uno siempre tiene que marcarse objetivos, mientras más grandes sean mejor, porque más fuerza te dan», añadió con la clásica sonrisa que lo distingue.

En torno a la gran competencia que hay en la posición de centrodelantero en el plantel, con varios nombres, indicó que «hoy tenemos mucha competencia en el puesto, está Martínez Dupuy, Cervera, Módica, Copetti. Es importante que todos nos mentalicemos en competir, que nadie tiene el puesto asegurado, eso nos va a dar el crecimiento a cada uno para ganarnos ese lugar. Todos queremos jugar, el resto tiene menos años, pero yo vengo y tengo ganas de jugar también, no voy a regalar nada».

En relación al juvenil Agustín Módica, que viene siendo el máximo artillero en el año, de las inferiores y que lo tiene como ídolo, mencionó: «Lo veo muy bien, el otro día hizo un partidazo, hace cuatro o cinco partidos que viene sumando mucho para el equipo, sobre todo trabajando además de los goles. Ese es el camino».

Más tarde, volvió a insistir en la importancia de la Copa Sudamericana, sobre la que puntualizó que «siempre es lindo disputar copas internacionales, somos conscientes de que estamos ante una gran posibilidad».

Además, como no podía ser de otra forma, cerró su declaración contestando sobre el amor que genera en el hincha, del que señaló que «es recíproco, los canallas tienen gran responsabilidad en que haya hecho un intento más y decidir volver. Para ellos es especial verme con nuestra camiseta, en el Gigante, significa mucho haber logrado ese cariño de la gente, es lo más importante de todo».

>>Te puede interesar: Es oficial: Marco Ruben vuelve a Central y tendrá su quinta etapa en Arroyito

Asimismo, el técnico canalla, Miguel Ángel Russo, dejó también unas palabras sobre Marco: «Es muy bueno para él, para el club, marca un sentido de pertenencia importante, como siempre lo ha tenido».

«Es una decisión de él, encuentra al club de otra manera, respetando a los ídolos, sabiendo que está bien a nivel físico y deportivo».

 

PRESENTACIÓN DEL BUSTO

Además de la presentación oficial, en el Gigante de Arroyito también se vivió un otro momento emotivo relacionado a Ruben. Es que el capitán y goleador histórico canalla fue homenajeado con la inauguración de un busto en el acceso al estadio, el cual se encuentra a escasos metros del ingreso por puerta 6.

El símbolo representado lo tiene, como de costumbre, gritando un gol de Central, con el brazalete de capitán reluciendo. Allí también dijeron presentes el protagonista, prensa, directivos del club e hinchas. Sin dudas, otro momento inolvidable para la vida de Marco y su eterna relación de amor incondicional con el club de Arroyito.