La despedida del ídolo argentino de la peor manera, planteles con gran potencial que no pudieron superar las primeras fases de la competencia, y la aparición de la nueva gran esperanza albiceleste, viendo una eliminación desde el banco de suplentes.

Estados Unidos 1994 fue, además de la primera edición mundialista en definirse desde los penales, la última de uno de los mejores jugadores de todos los tiempos: Diego Armando Maradona. Su salida de la cancha de la mano de una doctora terminó siendo una imagen indigna para su calidad, como le ocurrería a Zinedine Zidane en Alemania 2006, yéndose expulsado en la final por un cabezazo a Marco Materazzi.

En ese mismo mundial haría su aparición la gran esperanza argentina desde el ‘Diego’: Lionel Messi. Anotando un gol en fase de grupos y viendo la eliminación desde el banco de suplentes, Argentina consiguió llegar a los cuartos de final en una copa que tuvo como héroe en octavos a Maximiliano Rodríguez, con un memorable tanto ante México.
Los cuartos de final serían el mismo destino en Francia 98′. Con otra histórica victoria ante Inglaterra, en octavos de final, los de Passarella no pudieron vencer luego a una dura Holanda, que terminaría cayendo ante Brasil una ronda más tarde. Corea-Japón 2002, el primer Mundial con anfitriones compartidos, sería otra enorme desilusión para un equipo con un gran plantel y poca fortuna. El cabezazo de Ortega a Van der Sar, el inexistente penal de Pochettino, el tiro libre de Svensson, serían algunas de las imágenes más negras de estas copas.

Estados Unidos 94

Estados Unidos fue elegido como sede del Mundial, y también, por primera vez en la historia, generando gran polémica por ser un país sin tradición futbolística, debido a la popularidad de otros deportes como el baloncesto, el béisbol y el fútbol americano.

Sin embargo, y debido al desarrollo económico y a la infraestructura de dicho país, el evento tuvo un gran éxito marcando cifras históricas de asistencia de público y recaudación financiera, imbatibles hasta el día de hoy, e incluso permitió el desarrollo del soccer en Estados Unidos, volviéndose un deporte muy importante en dicho país. Fue también la última Copa Mundial que constó de 24 selecciones participantes

Los golazos de Hristo Stoichkov e Iordan Letchkov en el tramo final del partido permitieron a Bulgaria remontar el marcador contra Alemania, defensora del título. Los búlgaros acabaron imponiéndose 2-1 en un vibrante duelo de cuartos de final. Bulgaria fue cuarta en Estados Unidos 1994.

El seleccionado albiceleste comenzó el mundial con el pie derecho, goleando a la selección griega por 4 a 0. Se destaca el tercer gol, producto de una jugada colectiva que terminó con la definición de Diego Maradona. El segundo partido también fue positivo para esta selección, un triunfo por 2 a 1 contra Nigeria, con dos goles de Caniggia, dejaban a Argentina a un paso de la clasificación a los octavos de final. Sin embargo, el control antidopaje realizado a Maradona luego del partido detectó la presencia de efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina, sustancias con efectos estimulantes.1 La ausencia de un importante referente futbolístico, y capitán del equipo, afectó al plantel en su juego, y en el tercer partido cayó ante Bulgaria por 2 a 0. Sin embargó consiguió la clasificación por ser uno de los “mejores terceros”.

Con Carlos Alberto Parreira en el banquillo, Taffarel, Dunga, Romário, Bebeto y los suyos guiaron a Brasil a su cuarto título de la Copa Mundial de la FIFA

Francia 98

Francia se convirtió en el tercer país en organizar dos campeonatos (tras México e Italia), 60 años después del mundial realizado en 1938. Por primera vez en la fase final de la Copa Mundial participaron 32 selecciones nacionales que se dividieron en una primera ronda de 8 grupos en los que clasificaban los dos primeros de cada uno a octavos de final y a un sistema de eliminación directa.

Durante esta fase de grupos la selección argentina demostró cierta contundencia en su juego, en especial en la goleada por 5 a 0 a Jamaica. En el debut Argentina consiguió tres puntos importantes al vencer por 1 a 0 a Japón. Sin embargo este triunfo por la diferencia mínima no reflejó el buen juego de Argentina. El segundo partido fue mucho más contundente, tres goles de Gabriel Batistuta y dos de Ariel Ortega le dieron el triunfo y aseguraron la clasificación a octavos. El tercer partido, frente a Croacia finalizó con un ajustado 1 a 0 que le permitió a Argentina finalizar en el primer lugar de su grupo.

En un partido vibrante de octavos de final, Argentina igualo con Inglaterra 2 a 2, con goles de Batistuta y Zanetti para la Albiceleste, mientras que shearer y un deslumbrante Owen, pusieron el resultado final.

El empate continuó durante el segundo tiempo y los dos tiempos suplementarios, por lo que el partido se definió mediante penales. Con una importante actuación del portero argentino Roa, Argentina ganó la definición por 4 a 3 y se clasificó para los cuartos de final.

Argentina esperaba un difícil partido frente a los Países Bajos, que había obtenido la clasificación tras finalizar en el primer lugar del Grupo E y derrotar a Yugoslavia en los octavos de final. El partido fue muy reñido, y los naranjas consiguieron abrir el marcador a los 12 minutos con un gol de Kluivert. Sin embargo, cinco minutos después Claudio López consiguió igualar el partido. A pocos minutos del final, el centrocampista argentino Ariel Ortega cometió un grosero error al golpear al portero rival Edwin Van der Sar, por la cual vio la tarjeta roja en el mejor momento de su selección. Finalmente, Países Bajos consiguió la clasificación en el minuto 89, tras un gol de Bergkamp en el que demostró un gran control de balón.

En la primera Copa Mundial de la FIFA™ con 32 selecciones, la anfitriona Francia se ciñó la corona por primera vez tras derrotar 3-0 a Brasil en París. Un espléndido Zinedine Zidane firmó un doblete en los treinta minutos iniciales, mientras que Emmanuel Petit redondeó el marcador para los galos en el descuento.

Corea-Japón 2002

La XVII edición de la Copa Mundial de Fútbol y se realizó en Corea del Sur y Japón. Este torneo fue el primero organizado en la historia por dos países, el primero en realizarse fuera de Europa y América, el primer mundial en realizarse en el siglo XXI, el primero del tercer milenio y el primero en realizarse en Asia. Brasil conquistó su quinta Copa Mundial de la FIFA™ tras derrotar 2-0 a Alemania en la final de Yokohama. Ronaldo, ganador de la Bota de Oro adidas, anotó ocho goles —doblete en la final incluido— y guió a la gloria a los de Luiz Felipe Scolari en Corea/Japón 2002.

Argentina clasificó nuevamente a una Copa Mundial de Fútbol, en esta ocasión, por octava vez consecutiva. Cabe destacar que en la fase clasificatoria, el combinado argentino clasificó sumando 43 puntos, 12 más que el segundo, Ecuador, con un solo partido perdido y la mejor defensa, apenas igualado con Colombia (15 goles en contra).

Ese excelente desempeño, le dio a Argentina el rótulo de favorito para alzarse con la Copa Mundial por tercera vez en su historia. No obstante, la historia fue otra. Argentina quedó ubicada en el Grupo F, considerado como el grupo de la muerte, junto a las selecciones de Suecia, Inglaterra y Nigeria.

El debut ante Nigeria en Ibaraki fue un apretado triunfo sobre Nigeria 1:0. El segundo partido, fue ante Inglaterra, reviviendo una vieja rivalidad. El partido fue para los británicos por 1:0.3​ El cierre del grupo fue ante Suecia, Argentina necesitaba ganar para seguir en el Mundial. Por ende, el empate 1:1, significó la eliminación del Mundial.

Uno de los partidos más sorprendentes del torneo fue la victoria por 1 a 0 de Senegal sobre Francia, en el partido inaugural.

Alemania 2006

Para este torneo, 197 selecciones (casi la totalidad de las pertenecientes a la FIFA y marcando un nuevo récord histórico hasta esa fecha) participaron en las rondas clasificatorias, incluyendo el vigente campeón Brasil, ya que la FIFA decidió que a partir de esta edición el campeón del mundo ya no iba a tener la clasificación directa a la siguiente Copa Mundial.

Liderada por su capitán, Fabio Cannavaro, Italia conquistó el trono en Alemania 2006 tras vencer a Francia por penales en la final. Fabio Grosso transformó el lanzamiento decisivo y dio a los Azzurri su cuarta Copa Mundial.

En el debut, el seleccionado argentino debió enfrentarse con Costa de Marfil en el Imtech Arena de la ciudad de Hamburgo, que contaba entre sus jugadores a Didier Drogba. El partido no fue sencillo para la Albiceleste, que tras irse al vestuario en el entretiempo con dos goles de ventaja (Hernán Crespo a los 24′ y Javier Saviola a los 38′) mostrando un buen dominio del balón, terminó ganando por la mínima diferencia luego de que Drogba descontara a los 82′.

Tras el triunfo en el debut, el equipo se enfrentó a Serbia y Montenegro, que sólo había recibido un gol durante la fase eliminatoria, en la que había terminado invicta. Sin embargo, a pesar de lo esperado, Argentina venció por 6:0, en uno de los mejores partidos de la fase de grupos, en un verdadero “baile” con goles de Maxi Rodríguez (2), Esteban Cambiasso, Hernán Crespo, Carlos Tévez y Lionel Messi.

En octavos de final, tras empatar 1:1 en los 90 minutos reglamentarios ante México, a los 8 minutos del tiempo suplementario, Maxi Rodríguez, ubicado en el sector derecho, recibió un pase aéreo de Sorín, detuvo el balón con el pecho y antes de que el mismo cayera al piso realizó un remate que ingresó cerca del palo derecho de Oswaldo Sánchez. Este gol fue votado como el mejor gol del torneo y le permitió a la Argentina obtener el pase a los cuartos de final, donde llegaría Alemania.

En ese cotejo, a los pocos minutos del segundo tiempo, el seleccionado argentino consiguió ponerse en ventaja tras un remate de cabeza por parte de Roberto Ayala. A partir de ese momento Alemania se adelantó y comenzó a presionar en el campo rival, lo que dio resultado en el minuto 80 cuando Miroslav Klose consiguió empatar el encuentro y llevarlo a tiempo suplementario.

Durante el alargue la ventaja fue para Argentina, que tuvo mayor posesión de balón. Sin embargo no pudo convertir y así se llegó a los penales, donde tanto Ayala como Cambiasso fallaron sus ejecuciones y Alemania obtuvo su pase a la semifinal tras ganar la definición desde los doce pasos por 4:2.