A 80 días para su comienzo, los IV Juegos Suramericanos de Playa Rosario 2019 parecen tener todo encaminado para su correcta organización. El evento deportivo se celebrará entre el 14 y 23 de marzo próximo, principalmente en el balneario La Florida, donde se esperan más de 100.000 personas en las playas rosarinas.

De esta manera, Rosario sigue tomando fuerza en lo que a deporte se refiere, convirtiéndose en la primera ciudad con río en ser sede de un certamen de estas características, que estaba acostumbrado a desarrollarse sobre el mar. La acción se trasladará también a Puerto Roldán (esquí náutico) y la laguna El Saco (vela).

Conclusión estuvo presente en el Salón de Socios del Hipódromo del Parque Independencia, donde dialogó con Diego Sebben, director ejecutivo del Comité Organizador de los Juegos Suramericanos de Playa 2019, y Adrián Ghiglione, sub secretario de Deportes de la Municipalidad de Rosario, quienes contaron detalles del proceso organizativo.

“Empezamos hace ya un año con la organización, en diciembre del 2017 cuando nos adjudicaron la sede en Paraguay. Estuvimos con Adrián en la asamblea de Odesur y desde entonces fuimos cumpliendo los pasos que nos planteó la organización, de mes a mes, con reportes mensuales y las visitas de las confederaciones”, comenzó Sebben.

En la misma línea, Ghiglione explicó que “pensamos que como legado de este tipo de eventos, lo que tiene que quedar es el expertis de la ciudad y la formación de los equipos para luego tomar distintos desafíos. Por ejemplo, en 2021 vamos a ser sede de los sudamericanos absolutos juveniles”.

A la pregunta sobre qué posibilidades entregan la ciudad y el balneario para este tipo de eventos, respondió: “Es la primera vez que se hace en lugar sin mar. Al principio pensamos que sería una debilidad pero al transcurrir las distintas visitas técnicas, nos fuimos dando cuenta que era una fortaleza. Un lugar compacto, con vista majestuosa, el puente de un lado y la ciudad del otro. En fin, un espacio óptimo para los juegos de playa”.

El director ejecutivo del evento se refirió luego a la situación de los deportes olímpicos y paralímpicos al decir que “estamos en constante crecimiento y el hecho de que Argentina haya sido sede de los juegos de la juventud, permitió un desarrollo histórico, por lo que nos depara un futuro muy interesante para los atletas de alto rendimiento”.

En cuanto a los valores que otorga el deporte amateur, más allá de su aspecto competitivo, Sebben resaltó “el respeto, la regla y la norma. El deporte educa desde todos lados y a partir de un punto de vista diferente. Los clubes de la ciudad, que son más de 340, nos indican por dónde es el camino, ya que en él, los chicos se van haciendo mejores ciudadanos”.

Ghiglione retomó la palabra al final de la entrevista para expresar sus expectativas: “Estamos afinando los últimos detalles relacionados a transporte, hotelería y comida; la recepción de las autoridades y las delegaciones. Estamos esperando que llegue el día cero, el trabajo más grande es la preparación previa, así que desde el 14 de marzo del 2019 podremos empezar a disfrutar el evento”.