Foto portada: Pablo Mekler

En febrero de este año, una declaración de José Palazzo se sumó a la de otros actores artísticos como Andrés Calamaro en la reproducción de un errado discurso machista: “No hay suficientes mujeres con talento”.

A raíz del lógico revuelo generado, el productor salió a pedir disculpas, pero en los hechos concretos, la edición 2019 del Cosquín Rock sólo contó con 17 bandas integradas al menos por una mujer entre un total de 132 grupos.

En ese contexto y con un movimiento feminista que lucha fuerte por sus derechos y por los espacios que le corresponden, llega a Rosario el Festival Grl Pwr, con un line up únicamente integrado por mujeres que visibiliza que artistas con talento sobran.

 

Además de reproducirse en Córdoba, la versión rosarina tendrá lugar el viernes 19 de abril desde las 16 en el Galpón de la Música (Estévez Boero 980), y contará con las participaciones de Ana Tijoux, Sara Hebe, Marilina Bertoldi, Fémina y las locales Alto Guiso, Aguaviva y Evelina Sanzo, junto con las DJs Triganigga y Wayra.

Integrantes del trío Aguaviva, Clara Sabetta y Nerea Rivas dialogaron con Conclusión en la previa de la gran fecha, donde expresaron la felicidad por la iniciativa, por ser parte protagonista del evento y por el movimiento: “Cuando nos enteramos que se iba a hacer la edición acá comenzaron a surgir las expectativas, y cuando nos enteramos que estábamos invitadas a participar… re contentas. Muy orgullosas de saber que vale la pena el trabajo que se va haciendo día a día, el compromiso que tenemos con la banda, con la música en sí, y más que nada acompañada de este movimiento feminista al frente”.

El anuncio de la edición 2019 de este festival se dio poco después de las declaraciones de Palazzo.

Clara Sabetta Es como dice el eslogan, no faltan bandas de mujeres, faltan festivales. Palazzo es un hijo sano del partiarcado, qué vamos a decir del pobre…

Nerea Rivas – Dan pena esos comentarios, porque se nota que está muy por fuera de lo que está sucediendo hoy en día. Lo dejan muy atrás de todo este movimiento, de esta fuerza, y no nos vamos a sentir ni más ni menos porque una persona con esos criterios defina algo en relación a la música.

– Este festival sirve como prueba para refutar esos dichos y además como reflejo de todo ese movimiento que mencionaban.

CS – Se vienen generando un montón de movimientos en la música y en todo ámbito de la sociedad en general, que obviamente repercute en nosotras como músicas y en el arte. Está buenísima la propuesta del festival, que sea un line up 100% femenino para demostrar que acá todo esto. Igual no hace falta demostrarle ni a él ni a nadie nada, simplemente está bueno, el festival es consecuente con lo que está pasando.

NR – Son cosas que se reflejan en todos ámbitos donde una se mueve, comparte. Y disfrutar eso, más allá de los dichos.

– Otra cuestión también es que a la hora de hablar con artistas, cuando se trata de una banda de mujeres en una entrevista por ahí se hace hincapié en las preguntas en cuestiones de género como estas que con grupos de hombres no se hacen.

CS – Es que estamos siendo parte. Más allá de que si yo hago música o no me atraviesa como individuo o persona a mí. Me parece que por ahí está bueno que también se dé en la banda de hombres y que se dé en todes ese movimiento, ese repensar, ese reconstruir los vínculos. Es un movimiento que hay que repensar mucho y nos atraviesa a todes.

NR – Pienso eso, que estamos en un momento histórico donde es necesario que pasen estas cosas para que algún día, que ojalá no sea muy lejano, una pueda abrir un poco más la mente y hasta dejar de pensar en esta cuestión de género binaria, que ese es el problema. Hombre o mujer. En este caso las mujeres seguimos hablando de esta binomia que nos atraviesa y que creo que con el tiempo y con todos estos movimientos eso va a ir cambiando. No es una guerra unos contra otros, es algo que nos atraviesa a todos.

– Hablando particularmente sobre Aguaviva, hace poco menos de un año tuvieron la oportunidad de girar tres meses por Europa.

CS Ahora quedó como un sueño. Ojalá que volvamos, está en los planes no perder los contactos y todo lo que hicimos allá. Nos fuimos tres meses pero no fue una gira de ese tiempo, sino que fuimos con el plan de tocar en otro lado, de ir a ver qué pasaba en otros lados, generar esos contactos, abrir camino, y la verdad que fue una experiencia muy grata porque nos encontramos con muchas personas, músiques de todo tipo, con muy buena repercusión, pudimos tocar, tocamos en lugares muy variados pero nos salieron fechas muy interesantes. En Barcelona nos salió una fecha en un festival que se hace todos los años, muy popular, en el barrio de Gracia, y estaba lleno de gente, fue una experiencia increíble para nosotras tres, enriquecedora en lo humano y para nosotras como banda.

NR – Fue una convivencia, una hermandad que se hizo y que nos conocimos mucho más íntimamente, musicalmente, porque también nos íbamos adaptando en distintos formatos, surgió una cosa medio acústica. El simplificar algunos sintetizadores. En mi caso fusionar el bajo con una guitarra criolla. Fue todo un descubrimiento muy interesante. Te abre la cabeza.

– Actualmente están por preparar el segundo disco.

CS – Estamos con los primeros pasos del segundo disco. Estamos re ansiosas. Nerea por ejemplo no participó del primer disco porque teníamos a Bárbara (Ranzuglia) de bajista.

NR – Claro, y eso del viaje estuvo muy bueno porque yo a Bárbara la conocí allá porque justamente ella dejó la banda para viajar. La pude conocer, nos pudimos encontrar todas, fue muy lindo, y ahora poder participar de la primera grabación para mí es muy lindo, muy gratificante.

CS – Hicimos unas maquetas de los temas nuevos que tenemos y los estamos trabajando con Ignacio Molinos.