Siempre que aparece deja un camino lleno de preguntas y un árbol de respuestas al final de este. Esta vez, la gente quería saber. Marcelo Figueras se encargo de preguntar.

La pregunta que más resonó en la mente de cada una de las personas que asistieron a la feria del libro fue si volverá a tocar en vivo. El Indio Solari fue claro: “He aprendido a decir que no sé, el gran problema es que no genero dopamina. Eso me provoca una hora y media en la que estoy muy mal. Si yo pudiera tener una meseta, ¿qué más quiero que tocar en vivo?”, dijo Solari.

Carlos habló de todo: sobre su infancia, lo que lo llevó a la música, su atracción por la cultura y definiciones sobre política actual. Comentó: “La curiosidad fue determinante para mí. Era un tipo que me iba a buscar una puta novedad que me entusiasmaba para vivir”.

Y luego agregó: “Eso hacía que siempre estuviera buscando algún estímulo que justificara mi vida”.

Sobre la política actual, el Indio expresó su opinión sobre el gobierno al decir que “a la gente le incomoda este gobierno y no sabe por qué, empieza a haber un odio por las medidas que toma pero no prevén que esto pueda pasar. Por más que los maestros de estos ministros sean los mismos que Cavallo o ‘El Orejudo’. Van a las mismas universidades a estudiar”.

En diálogo con Marcelo Figueras, con quien se produjo también el libro, Solari repasó la construcción de Recuerdos que mienten un poco: “Hemos trabajado tres años, cuatro, eso genera una especie de hábito. Cuando empezás a recordar tu vida, en 70 años pasaron un montón de cosas. Yo reaprendí mi vida”