Lautaro Coronel, más conocido como El Noba, dejó su trabajo como albañil para convertirse en un reconocido cantante de cumbia 420. Pero perdió la vida siendo muy joven, a los 25 años, como consecuencia de un accidente vial en el año 2022.

A dos años de su muerte, su legado sigue vigente y sus fanáticos lo siguen recordando al visitarlo en el Cementerio Municipal de Florencio Varela. Quien siempre lo menciona y lo mantiene en su memoria es su gran amiga La Joaqui, que unos días atrás volvió al lugar donde grabó su hit “Butakera” con El Noba para estrenar ahí “San Turrona”.

“Yo creo que la gente me eligió porque se sintió identificada”, había manifestado el músico en una entrevista, tras popularizar su tema “Tamos Chelo”, surgido de su realidad económica en Florencio Varela: “Cuando yo era albañil, era obrero, siempre decíamos ‘cobramos la quincena, chelo, cheto, bien ahí’”.

El Noba protagonizó un choque vehicular el 24 de mayo de 2022 provocándole heridas graves que debieron ser atendidas en el Hospital de Alta Complejidad en Red El Cruce-Néstor Carlos Kirchner. Diez días después, murió allí un 3 de junio.

Su padre, Daniel Coronel, lo recordó con orgullo: “Un día nos sentamos, hablamos y entendí el mensaje, la música era lo de él. Discutimos, peleamos, y me dijo: ‘mirá, yo quiero esto. Teneme fe que yo voy a triunfar’. Y ahí está, triunfó”.