Gabriela Martinez es la bajista de Las Pelotas hace 26 años. Se reconoce rockera de las de antes y la sorprende, aún, la aparición de internet.

En su paso por Rosario, la compositora dialogó con Conclusión en el marco de la charla que brindó en el Galpón 11 sobre la “Cultura del Rock”. Con su singular sonrisa, Martínez brindó al diario una entrevista amena, concisa y contundente que giró en torno al mundo que ella “transitó”, donde se pueden rescatar conceptos que aclaran el escenario actual del rock.

-¿De que se trató la charla que brindaste en el galpón?
-Tuvimos una charla sobre rock, de qué vamos a hablar si no. Un poco de rock, un poco de historia, rock nacional, estereotipo, pasamos por varios ejes. Fue interesante lo que sucedió porque a algunos no les gustó lo que dije. Justamente creo que el rock, tiene algo de esto de que es lo establecido, quién dice que eso es rock y eso no. Yo en un momento planteé que el rock tiene guitarras eléctricas, y otro planteó que no. Cuando yo empecé a hacer rock mi padre me decía “no, esa música”, entonces yo no me quiero parar en ese lugar a cerrarme y decir esto es rock o esto no, por ahí tiene más que ver con lo que querés decir.

-¿Es una forma de vida el rock?
– Yo creo que en el rock hay ejes, hay ejes como la libertad, y desde la misma libertad que puede ser musical.

-¿Cómo ves la actualidad y los circuitos del rock? ¿Le cuesta mantenerse vivo?
– Si hablamos de industria el rock bajó muchísimo. Y hay 800 géneros distintos. Tiene que ver un poco con la escucha y el oído. El oído uno lo acostumbra con la música que escuchó de chico, y hoy los chicos que tienen 20 años han escuchado electrónica, hip hop y han mamado eso y eso lo transforman en algo que por ahí lo mezclan con el rock. Una que viene de otra edad, que no tuve todo ese bagaje, me resulta raro pero no menos válido.

-¿Utilizás la tecnología en favor de la música?
– Como música lo que marcó un cambio fue la llegada de la PC a las casas y que vos pudieras tener en tu casa algo para grabar multipistas. Cosa que antes no teníamos, como mucho tenías un porta estudio que se escuchaba un soplido y atrás cuatro pistas grabadas. El otro gran cambio es internet y el streamming de música. Que puedas llegar a lugares donde no tenes material editado. Nosotros no podíamos salir mucho del país porque estábamos en una compañía independiente y era imposible ir a España o a México a tocar si no tenías un material editado y ahora a veces salimos a tocar a países donde no hay material editado pero la música está. Lo que creo que para las bandas nuevas por ahí el conflicto está en que hay tanto para escuchar que cómo haces que se te escuche, pero bueno es el conflicto de las bandas nuevas.

-¿Está todo inventado en el rock?
-¿Quién puede creer eso? Me parece que eso es ser muy poco abierto.

-Como trabajadora de la música ¿pensás que este momento es de más reconocimiento? ¿Pensás que debe haber más derechos?
-Empecé a tocar hace 26 años en Las Pelotas y en ese momento yo no tenía mucha conciencia de que no había tantas mujeres tocando. Pero siempre digo que fue más desde la inconsciencia que desde el planteo. Me llamaron, me gustó la música y fui. Y por suerte del lado de mi compañeros funcionó igual, les gusté yo como bajista y dale vamos para adelante. Nunca hubo un planteo ni mío de explotada por ser mujer ni de ellos explotar que yo estuviera ahí. Siempre hubo muchas mujeres tocando y creo que hoy somos mucho más visible y ojalá haya muchísimas más mujeres.

-¿Es necesario que se organicen las músicas para subsistir en una industria machista?
– Como participé como mujer en una banda de hombres por ahí no encontré esos frenos que encuentran las bandas específicamente más de mujeres o conformada mayoritariamente por mujeres, entonces yo no puedo hablar desde ese lugar porque no lo transité. El que yo transité es el dentro de una banda mayoritariamente de hombres, no creo que se nos haya cerrado puerta porque había una bajista. Imagino que eso no pasó, y si pasó lo siento por el que pensó eso en ese momento.

-Las Pelotas, banda de historia nacional, ¿cómo vienen trabajando?
-Estamos trabajando el nuevo material. Ya tenemos grabados y terminados tres temas que pronto salen, que lo hemos hecho con mucho amor, y ya estamos trabajando en los temas que siguen. La idea es este año terminar el disco.

-¿Cuándo vuelven a tocar Rosario?
-En octubre estamos por acá en Festival Bandera.