Luego de 23 años y varias idas y vueltas, finalmente los dos integrantes principales de Guns N’ Roses volvieron a tocar juntos en un mismo escenario. Con ellos, también estuvo el bajista Duff McKagan, uno de los clásicos miembros de la banda.

La formación se completó con Frank Ferrer en batería, Richard Fortus en guitarra y Dizzy Reed y Melissa Resse en teclados.

Los rumores de la vuelta se venían escuchando desde el año pasado. De hecho el propio Axl Rose había confirmado en su cuenta de Twitter el regreso de la banda para el 16 de abril en el festival de Coachella, en la ciudad californiana de Indio entre el 16, donde también tocarán artistas como LCD Soundsystem o el DJ Calvin Harris. Pero parece que los muchachos no pudieron esperar para subirse juntos al escenario. Ya que en la noche del viernes la banda dio una impresionante sorpresa al tocar en un pequeño bar de Los Angeles.

La presentación fue casi sorpresiva, horas antes la banda publicó el anuncio en su cuenta de Twitter y las entradas se pusieron a la venta en el local de Tower Records de Los Angeles a un costo de tan sólo 10 dólares. Dado la escasa capacidad del lugar solamente 500 personas pudieron presenciar la histórica velada. Y del total de los asistentes, la mitad fueron invitados por la banda, uno de ellos fue el músico Lenny Kravitz, a quien se lo vio entre los espectadores.

El pub The Troubador fue el escenario de la esperada vuelta, pero la elección del lugar no fue casual. Es que en ese local la banda hizo sus primeras presentaciones allá por 1985.

El primer show de Guns N’ Roses incluyendo a Slash después de 23 años tuvo una lista de 17 canciones con los clásicos de la banda y temas poco frecuentes en sus presentaciones en vivo como, “New Rose” y “Double talkin’ jive”.

Por último, Guns N’ Roses anunció una gira por Estados Unidos llamada ‘Not In This Lifetime’, en referencia a la respuesta que Axl dio en 2012 sobre las posibilidades de una reunión con Slash. Los conciertos se realizarán entre el 23 de junio y el 22 de agosto y se suman a los que la banda ya había confirmado para abril en Las Vegas, México y el festival Coachella.