Elegante, noble y distinguido encuentro es el que se produjo con María José Gindre; una mujer que podría definirse como: madre, comunicadora social y empresaria exitosa. Es la dueña de la agencia Nativa y conductora en canal 5 de  El social TV.

En síntesis, una institución de la moda, una trabajadora incansable, muy exigente conmigo misma. Simpática, apasionada y perseverante y con su mayor logro en esta vida: su familia y tres hijas.

María confiesa que su proyecto de vida era trabajar en publicidad, pero por esas cosas de la vida se abocó a la moda. Y hoy hace más de 20 años que es titular de la agencia de modelos más prestigiosa de Rosario. Corrobora con su imagen, y al hablar de las chicas de esta ciudad que “las rosarinas llevamos muy bien el sello de ser las más lindas”. Y que hoy por hoy hay que caminar y recorrer para buscar buenos precios en indumentarias (mirar precios en el Paseo del Siglo pero comprar en calle San Luis).

Acerca del mito popular de que las modelos no son inteligentes nos dice: “en realidad chicas que no piensan hay en todos lados. Pero es cierto que no hay que ser físico nuclear para caminar por una pasarela, pero tiene sus sacrificios, porque la chica que se quiera dedicar, deja su familia, se va, invierte muchísimo tiempo de su vida y muchas veces vuelven sin haber podido hacer una carrera, por eso también tiene su camina y sus frustraciones”.


>Te puede interesar: Analía Bocassi: “Soy una chica sencilla, con un trabajo especial”


Se la nota inteligente y con luz y brillo. Se define como una trabajadora incansable y una madre full time, su objetivo de chica era formar una familia y lo logró.

Cuando está preocupada se muerde el costado de los dedos, se vuelve loca cuando no le contestan el teléfono, se ríe mucho, hasta en los momentos más insólitos, y por el reflejo de sus ojos se puede apreciar  con nitidez el amor por sus hijas.