Por Mario Luzuriaga

¿Qué harías si pudieras volver el tiempo atrás? ¿Corregirías errores? ¿Tomarías otras decisiones? ¿Cambiarías tu destino? El primer interrogante fue el slogan de una película que revolucionó la pantalla grande.

La producción surgió de la mente de su guionista Bob Gale, luego de que encontrara una foto escolar de su padre de adolescente. “¿Hubiese sido amigo de mi papá?” Esa fue la base para escribir el guión. En un comienzo, se pensaron varios conceptos para la máquina del tiempo, pero el más sólido fue el que señalaba que el artefacto debía ser una heladera, la cual podía ser activada a través de un estallido nuclear. La idea no dio resultado y por eso fue que optaron por utilizar un vehículo creado por la empresa DeLorean, ya que su diseño otorgaba un tono futurista.

Volver al Futuro ingresó a nuestras vidas en 1985 y cuenta la historia de un joven llamado Marty Mc Fly (Michael J. Fox), un estudiante secundario que tiene una vida aburrida con una familia de incompetentes, que son abusados por el jefe de su padre interpretado por Thomas F. Wilson. Marty es ayudante de un científico llamado Emmett L. Brown (Christopher Lloyd) que inventó algo que cambiaría sus vidas; una máquina del tiempo. Aquí es donde comienza una aventura que tuvo sus secuelas en 1989 y 1990 convirtiéndose en un clásico, más que clásico, en una película esencial.

McFly viaja en el tiempo y llega a 1955 y ve que su ciudad, Hill Valley, ya no es la misma. En su arribo se encuentra con su joven padre George Mc Fly (Crispin Glover), un nerd que se la pasa escribiendo novelas de ciencia ficción y a su madre Lorraine Baines (Lea Thompson) una puritana (que no tiene nada de puritana), que despierta un interés romántico con Marty.

Luego de la llegada, la máquina se avería y debe buscar la ayuda de Doc Brown para repararla. Pero el científico no le cree nada de lo que le dice hasta que el joven le comunica al doctor, que inventó el capacitador de flujo, un circuito que hará posible el viaje a través del tiempo.

Una de las genialidades de la película es que, en una fiesta, Marty «inventa» el Rock & Roll, y a pesar de no entender del todo la música, el público comienza a bailar y a rockear.

Para finalizar, McFly vuelve a 1985 con la ayuda de Doc. Un rayo impacta en la torre del reloj y hace posible que regrese al tiempo real. Ya en presente Marty nota grandes cambios, toda la familia tiene dinero, el padre es un autor de best sellers, la madre ya no es más alcohólica, los hermanos son exitosos y Biff es un perdedor nato.

La cinta finaliza cuando Marty se dirigía al lago con su novia Jennifer, pero de repente, Doc apareció con el automóvil para llevar a ambos al futuro, para intentar solucionar los grandes problemas que había allí.

La película no tiene grises por donde se la mire, los personajes, el viaje, la impecable música de Huey Lewis y la banda de sonido a cargo de Alan Silvestri hicieron de “Volver al Futuro” la aventura más espectacular de todos los tiempos.