El Consejo Directivo de la CGT proseguirá mañana con la reunión que pasó a cuarto intermedio la semana pasada, en la que debatirá si desactiva la idea de convocar a un paro general a fines de mes, ante el acuerdo con el Gobierno y empresarios de que se pague un bono de fin de año de 5000 pesos a trabajadores privados y estatales.

Según informó un vocero gremial, las deliberaciones del colectivo sindical se llevarán adelante mañana, a partir de las 16, en la histórica sede de Azopardo 802.

La posibilidad de que con la entrega de dos bonos de 2.500 pesos a los trabajadores privados y estatales, en noviembre y en enero de 2019, no haya un nuevo paro general fue confirmada esta mañana por Héctor Daer, en declaraciones radiales.

Tras puntualizar que “seguramente no habrá medida de fuerza”, Daer añadió que “el paro no es un fin en sí mismo, y nosotros planteábamos una medida de fuerza si no había respuesta a los reclamos; creo que esto (el bono) es el principio para atenuar la situación crítica”.

También te puede interesar: La CGT anunció un acuerdo con el Gobierno por un bono de 5 mil pesos

No obstante y luego de aclarar que la decisión final “surgirá en la reunión del Consejo Directivo”, indicó que “tenemos que esperar a ver cómo queda el texto del decreto, para que sea de carácter universal para todos los trabajadores”.

El gremialista explicó que “si bien el acuerdo se había realizado en un primer momento para el sector privado, luego en una conversación que mantuvo el titular de UPCN, Andrés Rodríguez, con el vicejefe de Gabinete y secretario de Modernización, Andrés Ibarra, se extendió al sector estatal”.

Esa posibilidad fue confirmada hoy por el mismo Rodríquez en un diálogo radial, aunque tal posibilidad, hasta el mediodía de hoy, no había sido confimada por el gobierno.

Daer añadió que en la reunión surgió “alguna rigidez para que no se generen más despidos”, y que tras ese planteo se llegó al acuerdo de que para consumar nuevas cesantías se deberá “pasar por una audiencia previa en Trabajo, a fin de darle un debate y una posible solución, tanto con el gremio como con la autoridad administrativa que decida ese despido”.

Finalmente Daer observó que “queda pendiente la recomposición del salario del haber jubilatorio”.