El papa Francisco pidió este jueves a más de 500 jóvenes reunidos en la Villa 31 que “no negocien su identidad”, durante el cierre del III Encuentro Mundial de Jóvenes organizado conjuntamente por Scholas Occurrentes y la organización judía ORT Mundial.

“Vos no podés andar negociando tu identidad para encontrarte con el otro, no podés maquillar tu identidad, no la podés disfrazar, porque la vida no es un carnaval, es algo muy serio”, sostuvo en un video que se proyectó en la reunión.

El III Encuentro Mundial de Jóvenes de Scholas se realizó desde el lunes 29 de octubre hasta este jueves en la villa 31 de Retiro, donde se llevaron a cabo diversas actividades educativas.

“Quiero celebrar junto a ustedes esta fiesta del encuentro, encuentro de personas: cada uno de ustedes es persona. Encuentro de diferentes credos, países, lenguas, realidades; encuentro de diferentes identidades, porque para encontrarse hay que estar seguro de la propia identidad”, dijo el Sumo Pontífice.

También les aclaró: “Nuestra identidad no es un dato que viene dado, no es un número de fábrica”, porque tampoco somos algo totalmente definido, sino que estamos en camino, en crecimiento, y ese núcleo de identidad va creciendo, con un estilo propio, con una historia propia”.