Nueve de los 14 trabajadores heridos en la explosión de este miércoles en la planta cerealera Cofco seguían internados este jueves en el Sanatorio Británico, tres de ellos en terapia intensiva bajo coma inducido, cinco en el área de quemados y uno que afortunadamente ya fue dado de alta.

En ese contexto, Conclusión dialogó con el jefe de la Unidad de Quemados del Británico, Osvaldo Freddi quien dijo que “la gente más comprometida es la que está en terapia, los demás siguen la evolución natural”.

En ese sentido, detalló que de los seis pacientes que ingresaron al área de quemados, hoy uno recibió el alta mientras los otros cinco presentan “quemaduras que van de un 10 a un 40% de superficie corporal”, destacando que aquellas que son quemaduras profundas “llegan a tener un tercer grado”.

“Todos han amanecido hoy con gran hinchazón en el rostro producto de la lesión que han sufrido”, dijo Freddi y en seguida aclaró que “la evolución y el tiempo que permanecerán en el sanatorio dependerá del grado y tipo de quemadura. Las más profundas requerirán más tiempo y a lo mejor, algún tratamiento quirúrgico”.

Consultado sobre si algún herido corría riesgo de vida, el médico se mostró precavido y señaló que “hasta que no les de el alta, siempre el peligro existe”.

En tanto el jefe de Terapia Intensiva, el doctor Armando Schmukler manifestó a Conclusión que son tres los pacientes en el área “con compromiso severo de la parte respiratoria, por inhalación de humo, calor y partículas, lo que lesiona la vía aérea y hace que requieran cuidados del área de terapia intensiva”.

“Están los tres con asistencia respiratoria, la evolución ha sido variable, algunos están estables con posibilidad de salir rápidamente de la asistencia y otros tendrán más tiempo”, indicó el profesional a modo de cierre.

Mañana desde las 9 habrá un nuevo parte médico desde el sector de terapia, y a las 11 será el turno del área de quemados.