Un hombre irlandés murió en el Monte Everest, elevando a diez el número de víctimas fatales durante esta temporada en el pico más alto del mundo, ubicado en la cordillera del Himalaya, confirmaron en las últimas horas las autoridades locales.

Kevin Hynes, de 56 años, murió en su tienda de campaña a 7.000 metros de altura en la madrugada del viernes, informó hoy DPA.

“Un montañero británico llegó a la cima esta mañana pero se desmayó y murió solo 150 metros más abajo”, afirmó Murari Sharma de la Expedición Everest Parivar. Se trata de Robin Fisher, de 44 años. “Nuestros guías intentaron ayudarle pero murió poco después”, declaró Murari Sharma.

Otro organizador de escaladas confirmó en su página de Facebook la muerte de un irlandés de 56 años el viernes en el flanco tibetano de la montaña. Decidió regresar sin haber alcanzado la cumbre pero falleció en la tienda de campaña en el collado Norte, un paso de montaña a 7.000 metros de altura.

Esta semana han muerto también un alpinista estadounidense, un austríaco, un nepalés y cuatro indios. Un irlandés está desaparecido y dado por muerto tras caer cuando se encontraba cerca de la cima.

Ayer también falleció Dhurba Bista, un guía de 33 años empleado de la empresa Himalayan Ecstasy Treks, que enfermó en el campamento 3, a 7.200 metros, mientras guiaba a sus clientes en la montaña.

Bista fue trasladado en avión al campo base, donde los médicos informaron que llegó muerto.

A su deceso se suman el de cuatro indios –dos mujeres y dos hombres–, que fallecieron durante el descenso después de alcanzar la cima del Everest, a 8.848 metros de altura, cuando cientos de escaladores esperaban para subir a la cumbre mientras lo permitían las condiciones meteorológicas.

Esos escaladores fueron identificados como Nihal Bagwan, de 27 años que formaba parte de una expedición de dos personas y murió el jueves en el campamento 4 después de descender de la cumbre, y Kalpana Das (53), que integraba una expedición de mujeres de tres países, ambos fallecidos el jueves.

A ellos se sumaron Anjali Kulkarni, de 53 años, quien murió cuando regresaba de la cumbre del Everest el miércoles, y otro escalador del país asiático.

Un escalador estadounidense es otra de las víctimas fatales, mientras las autoridades presumen el fallecimiento de otro ciudadano irlandés que desapareció en la montaña.

Babu Sherpa, el director de la empresa de expediciones Peak Promotion, dijo que el hacinamiento había congestionado la ruta desde el campamento 4 hasta la cima.

“Todos intentaban escalar a la vez”, afirmó.

Cientos de escaladores acuden al Monte Everest y otros picos del Himalaya durante la temporada de escalada de primavera, y el año pasado murieron en ese trayecto cinco personas.