Legisladores del Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May, han decidido someter su liderazgo a un voto de confianza, en medio de la incertidumbre por el acuerdo de salida del país de la Unión Europea.

El Comité de 1922, el grupo parlamentario del Partido Conservador en la Cámara de los Comunes, recibió 48 misivas (el 15% de los miembros), umbral necesario para iniciar el proceso de moción de confianza, informó el presidente del comité, Graham Brady.

“De acuerdo con las reglas, se llevará a cabo una votación entre las 18 y las 20 del miércoles 12 de diciembre en la sala 14 de la comisión de la Cámara de los Comunes”, anunció Brady, agregando que los votos se contarán de inmediato y se hará un anuncio lo antes posible.

May será destituida como primera ministra del Reino Unido si 158 de los 315 legisladores conservadores votan en su contra este miércoles.

May promete luchar “con todo lo que tiene”

La primera ministra, que tenía previsto viajar a Dublín pero permanecerá en Londres para defender su liderazgo, ha prometido que luchará con “todo lo que tiene” contra el intento de destituirla.

May dijo que se reunió con líderes europeos el martes y que las conversaciones están “progresando”. Asimismo, advirtió que un cambio de liderazgo pondría en riesgo el futuro del Reino Unido y las negociaciones del Brexit.

Apoyo de líderes conservadores

Varios líderes conservadores, entre ellos el presidente del partido, Brandon Lewis, el secretario de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd, y el secretario de Interior, Sajid Javid, han expresado su apoyo a la mandataria.

“Lo último que necesita nuestro país en este momento es una elección de liderazgo del Partido Conservador”, manifestó Javid, que aseguró que May tiene todo su apoyo y es “la mejor persona para garantizar” que Londres abandone la Unión Europea el 29 de marzo.