En la primera quincena del 2018, el turismo en Rosario creció un 12% con respecto al mismo mes del año pasado, refirmando un así una posición fuerte de la ciudad como destino para “escapadas”.

En la primera quincena del año la ocupación hotelera fue del 52%, mostrando un significativo aumento con respecto al 43,6% que marcó la ocupación de todo el mes de enero de 2017.

La elección de Rosario como destino de veraneo está en consonancia con los datos relevados a nivel nacional, donde se explicita que en la primera quincena de enero los turistas prefirieron estadías cortas con gastos medidos.

Históricamente enero significaba el mes más bajo para la hotelería rosarina. En los últimos años se ha trabajado para revertir esa tendencia, evidenciándose este verano un aumento del nivel de ocupación comparado con la media nacional.

En cuanto a la elección de alojamiento en nuestra ciudad en esta primera quincena, se nota un crecimiento de ocupación en los Apart Hotel (72%) y en los Alojamientos Turísticos Temporarios –ATT- (50%). Y un buen posicionamiento de los hoteles de 4 y 5 estrellas, con 56% y 50% de ocupación respectivamente.

Por otro lado, el Paraná sigue siendo el gran protagonista con múltiples alternativas. En esta quincena rosarinos y turistas: 40.000 personas ingresaron al Balneario La Florida y 12.400 cruzaron desde La Fluvial al Banquito San Andrés.

Desde el Ente de Turismo local esperan la misma concurrencia durante el mes de ferebrero, teniendo en cuenta el fin de semana de carnaval y todas las propuestas culturales en los espacios públicos, el Festival nacional del helado artesanal, la llegada del Cirque du Soleil y eventos deportivos de gran importancia como el Circuito Sudamericano de Beach Voley.