Luego del izamiento de la bandera, la intendenta Mónica Fein dialogó brevemente con la prensa y enfatizó que lo importante para ella era “la presencia de los ex combatientes”. Además, señaló que querían lograr “un acto donde todos pudiéramos estar y no darle ninguna connotación partidaria ya que el objetivo era celebrar la bandera que nos une a todos”.

La intendenta expresó que se propusieron que el eje fuera la bandera argentina y por eso querían que “fueran los ex combatientes los que la llevaran, para darle al acto una connotación absolutamente institucional”.

En cuanto a las críticas por la falta de un acto oficial con autoridades, la intendenta apuntó que “estamos en un año del país en que creíamos que el eje debía ser la bandera”. “Quisimos hacer eso, un acto en el que todos podamos mirarla y sentirnos parte. Además, creíamos que toda actividad que generara algún debate, como siempre sucede, de pertenencia política debía quedar al margen”.

 

En cuanto a las críticas por la falta del desfile de los ex combatientes, Fein remarcó que por esa razón se organizó un acto destinado a “honrar la bandera”. “Cantar el himno y  hacer un gran acto popular durante la tarde era nuestro objetivo. Habrá tiempo para otras cosas. Obviamente yo creo que los ex combatientes se merecen todo y por eso decidimos que llevaran la bandera y brindar un acto donde podamos compartir el mismo suelo, el mismo espacio y obviamente izar nuestra bandera juntos”.

 

En cuanto a las actividad que anunció a última hora del día el  presidente Mauricio Macri en un club de la zona sur de Rosario, la intendenta dijo que ayer le avisaron desde presidencia que el primer mandatario iba a estar en Rosario. “Me dijeron que iba a venir, que su intención era hacer un acto simbólico con los niños de la ciudad.  Así que que tuve la comunicación”.

En ese sentido Fein señaló: “Nosotros, por supuesto, queríamos un acto donde todos pudiéramos estar y no darle ninguna connotación partidaria. Justamente lo habíamos planificado para que estemos todos. Nuestro objetivo para nosotros era la bandera, porque es lo que nos une a todos”.

Consultada sobre la decisión del presidente la intendenta se negó a hacer críticas. “No quiero hacer con la bandera ninguna valoración. Cada uno sabe en el lugar que quiere estar y como quiere estar, Yo estoy orgullosa de que mi último 20 de junio sea al lado de los excombatientes izando la bandera. No quiero darle ninguna connotación partidaria, demasiada tiene ya. Creo que la bandera nos une a todos y que este día tiene que ser de amor a nuestro pueblo y de respeto a la diversidad, de mucho respeto y también como nos piden los héroes de Malvinas, no olvidar y tener una memoria muy clara de la deuda pendiente que tiene Argentina para recuperar nuestras queridas Islas Malvinas”.