Dante Taparelli, artista plástico de la ciudad de Rosario, se encargó de perpetrar simbólicamente las huellas que las Madres de Plaza de Mayo dejan cada jueves al marchar en búsqueda de memoria, verdad y justicia.

Con la presencia de Mónica Fein, a poco de cumplirse 40 años del golpe cívico militar más sangriento de la historia argentina, se inauguró “Pasos Encontrados”, como se denominó a la obra del artista, quien aplicó en bronce las huellas de los zapatos haciendo su tradicional recorrido en la plaza 25 de mayo.

Al respecto, Taparelli, visiblemente emocionado, afirmó: “Cuando me pregunté cómo homenajear semejante gesta, pensé que ellas se pusieron pañales en la cabeza, y que esos pañales son sus hijos, pero ellas son sus pasos. Menudo esfuerzo durante 40 años: los tobillos dolorosos, cuántos tacos y media suelas gastadas para seguir girando alrededor de la pirámide y en sentido contrario a las agujas del reloj, quizás queriendo desandar el tiempo “.

Por su parte, la intendenta Fein aseguró que este “es un homenaje a las que nunca bajaron los brazos, a las que siempre plantearon memoria, verdad y justicia y es también un compromiso, de toda la sociedad y de todos los sectores políticos, con las nuevas generaciones”, y anunció que enviará al Concejo Municipal un proyecto de ordenanza que declare Patrimonio Histórico a la plaza “para que nadie más la toque” y “porque es un patrimonio para toda la ciudad”.

Las actividades iniciaron con un acto en el cual se conmemoró la Semana de la Memoria, y contó con la presencia de las Madres Norma Vermeullen, Chiche Masa, Noemí de Devicenzo, Matilde de Toniolli y Lila Forestello, así como del obispo Francisco Pagura, emblemático referente del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

Precisamente Vermeullen dirigió unas palabras a los presentes, a quienes agradeció por lo que consideraron “el mejor homenaje” que han recibido, y calificando de “maravillosa” la obra de Taparelli. “Ahora no seremos invisibles como lo fuimos durante varios años, aún para los mismos rosarinos”, afirmó Norma, quien luego agregó: “Se ha cumplido el mayor de nuestros sueños, dejar plasmado nuestros pasos, que demuestran el camino recorrido a lo largo de todos estos años en la búsqueda de nuestros hijos y es a la vez un homenaje a toda esa generación, que no iban en palabras sino en hechos, incluso sacrificando sus vidas y las de sus familias”.

Finalmente, se lamentó por “todas las Madres que  quedaron en el camino” y las que “no están en condiciones de asistir por su salud”, tanto al homenaje como a la marcha del 24, pero aseguró que “sus pasos estarán marcados por siempre”.

Las pisadas colocadas y que desde hoy se pueden ver en las baldosas que integran la instalación Pasos Encontrados están realizadas en bronce a partir de un molde prototipo realizado en base a la huella tomada a cinco Madres de Plaza de Mayo.

El proyecto de Taparelli fue previamente aprobado por el Concejo Municipal de Rosario y llevado a cabo por la Secretaría de Cultura y Educación, junto a otras dependencias municipales.