Un hombre denunció que su hijo de 17 años fue golpeado y torturado este lunes por miembros de la Policía de Santa Fe luego de que manifestara que no llevaba DNI ante la demanda de los oficiales. Al llegar a la comisaría a la que lo habían trasladado, le indicaron que lo llevaron “por zurdo”.

Martín Frutos, padre de Enzo de 17 años, dialogó con Conclusión y relató cómo fueron los hechos: “Ayer a la tarde, entre las 18,30 y las 18,45, mi hijo estaba en una esquina -yo vivo arriba, en planta alta-, en Viamonte y Cullen, barrio Villa Urquiza. Estaba ahí tomando una gaseosa con un amigo y ve que a media cuadra vienen caminando dos de sus amigos y los paró un móvil de la policía. Se acercó para ver que pasaba. Les dijo a los policías que los chicos eran menores, estudiantes y que vivían en la cuadra. Ahí, lo empezaron a increpar”.

“Que qué se metía, que se vaya, le decían -continuó-“. En ese momento, Enzo les dijo que él tenía derecho de estar en la vía pública. “Lo agarraron del cogote, lo tiraron contra el auto y lo empezaron a revisar”, contó Frutos.

Cuando los oficiales le pidieron el DNI, el chico de 17 años les contestó que no lo tenía encima pero que se sabía el número. “¿Y vos no sabés que tenés que andar con el documento encima?”, lo increparon los miembros del personal de seguridad. Enzo respondió que “según el artículo 5, inciso 2, él puede andar libremente sin tener su identificación. No hay ninguna ley que diga que las personas tengan que andar con el documento encima”, dijo Frutos.

“¿Así que sabés cuales son tus derechos? Te va a pasar como les pasó a las Madres de Plaza de Mayo en 2001, que les tiramos los caballos“, prosiguió Martín en su relato sobre cómo fueron los hechos. Luego, a su hijo lo trasladaron a la seccional 14ª.

Móvil policial que trasladó a Enzo

“Cuando llegó a la seccional, pregunté por qué motivo lo habían llevado, y la oficial estaba ahí de guardia me dice ‘por zurdo dicen que lo trajeron'”, expresó.

“Cuando entro, escucho los gritos de mi hijo -siguió-, llorando, pidiendo que no le peguen más, que era menor. Mi hijo usa anteojos, no les importó que tuviera los anteojos puestos, se los rompieron, está desfigurado”.

Para Martín las fuerzas provinciales tienen “el mismo proceder impune” que las fuerzas nacionales, más aún contra “las pibadas de los barrios populares, por usar gorrita, vestirse de tal o cual manera, por ser morochos, son merecedores de apremios, abusos y agresiones como le pasó a mi hijo”.

Enzo tiene 17 años, es estudiante, pertenece a un grupo de scouts y su padre lo define como “un pibe que sabe que la solidaridad es casi un estilo de vida y promueve eso”.

Martín Frutos y su hijo concurrieron hoy al Ministerio Público de la Acusación ubicado en Montevideo al 1800 para radicar la denuncia. “Vamos a ir hasta las últimas consecuencias porque esto no puede suceder. Nunca en mi vida me imaginé pasando una situación así. Muchas veces he ido a una comisaria por algún pibe que nos llevan por estos ‘desacatos a la autoridad’, que es la excusa perfecta para golpear a nuestros pibes en las comisarias. Nunca me había pasado en carne propia y no me lo voy a olvidar en mi vida. Los gritos desgarradores de tu hijo en una comisaria pidiendo por favor que no le peguen”, explicó.

Otras irregularidades

Para constatar las lesiones de su hijo, Martín pidió desde el primer momento que lo revise un médico forense, aún así, le mandaron un médico policial que aseguró que Enzo tenía “sólo un rasponcito”.

Enzo antes de pasar por la Comisaría 14

Enzo después de pasar por la Comisaria 14

“Él usa lentes permanentes. Después de la golpiza está viendo borroso de un ojo, tengo que llevarlo al oftalmólogo”, contó Frutos.

Por otra parte, relató otra de las irregularidades que padeció durante este lunes: “Estuvieron tres horas haciendo una nota en donde lo acusan de desacato a la autoridad. Nosotros los veíamos porque es vidriada la 32. Armaban notas y las rompían, la armaban de nuevo y la volvían a romper. Tres horas para un acta de procedimiento”.

“Quienes le hicieron las lesiones a Enzo fue un personal de calle que circulaba en el móvil 7844 y esos fueron los que lo golpearon, lo llevaron y lo trasladaron. En el mismo móvil, los mismos policías que lo torturaron dándole una golpiza en la seccional 14 fueron los mismos que lo trasladaron a la 32. Esos uniformados no pueden portar un uniforme”, concluyó.