El gobernador Miguel Lifschitz presentó este jueves en Rosario, acompañado de la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, el proyecto “Bio Bus, Experiencia Solar”, del Gobierno de Santa Fe y la Municipalidad de Rosario, que utiliza el 100% de la energía generada a partir de energía solar fotovoltaica, para que las líneas de troles K y Q, del transporte urbano de Rosario, funcionen con cero emisiones de gases tóxicos.

“Vamos a poder decir con orgullo que tenemos un trasporte eléctrico que es cero contaminante, que no tiene ningún tipo de efecto negativo sobre el medio ambiente”, expresó el gobernador Miguel Lifschitz durante la presentación de las unidades.

“Es una experiencia muy innovadora, no existen otros antecedentes que nosotros conozcamos por lo menos en América del sur o América Latina y tiene que ver con poder abastecer las líneas eléctricas que tiene Rosario que son los troles que funcionan con energía eléctrica”, consideró Lifschitz durante el acto.

>Te puede interesar: Biodiesel en colectivos: una propuesta que busca “salir de la matriz fósil”

“Hasta ahora tomaban energía eléctrica del sistema la misma que podíamos consumir cualquiera en nuestro domicilio pero a partir de ahora van a tomar la energía que estamos produciendo con una planta solar fotovoltaica que está en el aciudad de San Lorenzo que empezó a funcionar un par de meses de atrás, la cual está siendo explotada por la provincia de Santa Fe.

El gobernador explicó que se vinculará la planta de San Lorenzo con las líneas eléctricas de la ciudad.

Reemplazar gasoil por biodiesel

“Con el resto de las líneas que son a combustible o a combustión, lo que estamos haciendo es una experiencia para poder reemplazar el gasoil por biodiesel producido de los residuos de la soja, hay más de 300 colectivos que están funcionando con el 25% de corte y dos colectivos que están funcionando con el el cien por cien de biodisel”, apuntó Lifschitz.

“La idea es que en las próximas semanas todo el transporte urbano y el interurbano de la provincia de Santa Fe funcione cien por ciento con biodiesel. Con esto bajamos costos porque es más barato que el gasoil y al mismo tiempo disminuimos en un 70 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero. Estamos avanzando con un mecanimo más amigable con el medio ambiente y también más barato”, agregó el mandatario.