Rosario viene posicionándose a la vanguardia a nivel país en lo que respecta a defensa de derechos y conquistas sociales. Tras lo que fue una masiva convocatoria estudiantil en defensa de la educación pública, en este caso la ciudad será sede del festival «Inteligencia Colectiva», en defensa de la ciencia, la tecnología y, nuevamente, la educación pública.

El evento se desarrollará este sábado 29 de junio, de 14 a 18, en el Planetario de Rosario, en un jornada que incluirá propuestas radiales, musicales y un gran encuentro científico. 

La iniciativa se inscribe en el marco de la continuidad en la calle de un plan de lucha que encabezan trabajadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Universidad Pública, en un contexto de ajuste, despidos y vaciamiento de las instituciones por parte del Gobierno nacional.

En ese sentido, las principales consignas de la convocatoria son la libertad de los detenidos por luchar, reincorporación de los despedidos, renovación de todos los contratos del Estado nacional, actualización del presupuesto, recomposición salarial en las Universidades Públicas y el Estado, publicación y efectivización de resultados de becas, promociones, altas CIC y CPA de Conicet y Agencia, como así también el contundente rechazo al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y la Ley Bases.   

>>Te puede interesar: Motosierra en marcha: ATE Conicet denunció el despido de 100 trabajadores administrativos

El festival contará con radio abierta, feria de ciencias y música en vivo, dentro de una campaña que se espera sea masiva para potenciar y visibilizar los reclamos de un sector que viene siendo uno de los principales afectados por las disposiciones de la gestión de La Libertad Avanza, que aplicó una política de motosierra en áreas clave del Estado con el pretexto de «recortar» el gasto público.

Como se mencionó más arriba, esto vino acompañado de suspensiones, despidos y quita de facultades a personal que llevaba mucho tiempo trabajando en las diversas instituciones, con años de trayectoria y aporte sustancial al entramado científico y tecnológico, y que se vio obligado a dejar sus puestos de trabajo de un día para el otro, sin justificación alguna, con un panorama de incertidumbre, desolador y el medio de una profunda recesión económica.

Respecto a esto, en diálogo con Conclusión, Marianela Scocco, delegada de la junta interna de ATE Conicet, indicó que «en particular en CONICET e INTI, al día de hoy, faltando exactamente una semana, muchos compañeros y compañeras no saben si se les va a renovar este contrato, es decir, si van a seguir teniendo trabajo el día lunes. Esto es algo que viene sucediendo desde el decreto firmado en diciembre, donde los contratos que eran anuales pasan a ser trimestrales y, por tanto, ya hubo un vencimiento de algunos en marzo, dónde en CONICET Rosario fueron despedidas dos personas”.

«Por esto, pensamos en realizar una acción colectiva que pueda dar cuenta de nuestra lucha pero también de la forma en que la llevamos a cabo, con la idea de poder transmitir con alegría y entusiasmo lo que hacemos, nuestro trabajo», añadió sobre la propuesta del sábado.

«Allí también va a haber entrevistas de trabajadoras y trabajadores de CONICET, INTI y las universidades nacionales, hablando también sobre actualidad con temas muy importantes, como la extracción del litio, el RIGI y también sobre violencias, narcotráfico y juventudes», detalló.

«También el festival va a estar organizado por COAD, el gremio de docentes universitarios, que es uno de los sectores más castigados por este Gobierno, ya que si bien se anunció un aumento del presupuesto, fue un porcentaje muy pequeño. Lo que sí están prácticamente congelados son los salarios docentes universitarios, que el día de hoy llevan una pérdida al poder adquisitivo de casi el 50% si lo comparamos con los salarios de noviembre de 2023″, informó sobre la problemática salarial docente.

«De la misma forma, está afectado el salario del resto de los y las empleadas de la administración pública, incluyendo CONICET e IINTI», agregó.

«Frente a esto, sumamos este reclamo con lo que tiene que ver con INTI en particular; hay trascendidos que hablan de un achicamiento de la planta de personal en un 30%. De la misma forma, ya se dieron el cierre de oficinas regionales de este instituto, lo cual hace que se vaya desmantelando de alguna manera un organismo que cumple un rol fundamental en el asesoramiento tecnológico, sobre todo para las empresas pymes», detalló sobre el presente de una institución clave.

Además, señaló sobre los últimos acontecimientos a nivel nacional que «en ese sentido, y dado también los hechos ocurridos en los últimos días, a partir del debate y luego aprobación de la Ley Bases y la represión que generó la movilización que se dio en su contra, sumamos a este festival el reclamo por la libertad de los compañeros y las compañeras detenidas por luchar».

>>Te puede interesar: Movilización por la liberación de los detenidos durante la protesta contra la Ley Bases

«Creemos que estas detenciones arbitrarias tienen que terminar, tienen que ser liberados los cinco detenidos que todavía continúan en esta condición y además debemos exigir el desprocesamiento de los 33, porque de no ser así les va a quedar en su haber un antecedente penal muy grave, como son los hechos que se le acusan, que nada tienen que ver con el accionar de estas personas», remarcó sobre los detenidos tras la feroz represión en el Congreso.

«Sumamos a nuestras reivindicaciones la libertad por los compañeros detenidos por luchar, a la vez que nuestros reclamos sectoriales, pero también colectivos, porque no es único de estos sectores trabajadores, sino de la clase trabajadora en general», destacó.

>>Te puede interesar: A fuerza de represión y de negociaciones febriles se aprobó la Ley Bases en general

Un país sin ciencia y tecnología no es una nación plenamente desarrollada. En ese sentido, el presidente se encuentra llevando a cabo una campaña de destrucción de todo lo vinculado a la administración pública, desfinanciando organismos trascendentales, lo que llevó a una fuerte reducción presupuestaria en proyectos.

Otro atropello insoslayable es el planificado contra la educación pública, motivo de orgullo para gran mayoría de los argentinos. Desde el oficialismo entienden que en este tipo de enseñanza se «adoctrina», por lo que también fue motivo de importantes recortes salariales. Todo un signo de época de estos tiempos, en los que se piensa una Argentina al servicio del mercado, en detrimento de una irrecuperable pérdida de soberanía.