Todo comenzó con reclamos en las redes sociales. Usuarios de la Ruta 9 se quejaron de tal manera respecto al intransitable estado del tramo que une Rosario con Cañada de Gómez que en tres meses pasó de todo: barreras de peajes levantadas, clausura de la estación, cartas y presentaciones de autoridades a la Justicia finalizando con un amparo. Después de toda esta historieta, la Justicia determinó que Vialidad Nacional tiene siete días para dar inicio a las obras de reparación del tramo que va desde el kilometro 367 hasta el 388 de la Ruta 9 en Santa Fe.

“Estamos muy contentos. Quiero agradecer a las 1.200 personas que prestaron su firma y a las 50 instituciones que colaboraron para que el Gobierno haga lo que tiene que hacer y recostruya esta ruta que se utiliza para que la riqueza de la región llegue a los puertos”, dijo a Cadena 3 Stella Clérici, intendenta de Cañada de Gómez.

“Ganó la región, ganamos todos”

La medida cautelar, dictada por el juez federal de 1ª Instancia Aurelio Cuello Murúa, ordena a Vialidad Nacional a que en los próximos siete días debe “adoptar las medidas de seguridad básicas y elementales, en cuanto a reparaciones mínimas y señalización del estado de la traza entre los kilómetros 367 y 388, de manera de garantizar las condiciones de transitabilidad”.