Una tercera muerte se suma al este trágico jueves santo. Poco después del mediodía se dio aviso al 911 sobre un cuerpo encontrado en una joyería céntrica de la ciudad. Se trata de Miguel Ángel Gómez de 66 años, titular de la joyería Nefertiti y dueño de un taxi.

Además el hombre había sido condenado en 2017 por integrar el último eslabón de la “Banda de los Palieres”, como reducidor de los objetos que sustraían de departamentos de personas mayores a las que lograban engañar para asaltarlos. Y hace tres años delincuentes ingresaron a la joyería y se llevaron 400 mil pesos.

Los primeros trascendidos dieron cuenta de que se trata de un hombre que estaba en un charco de sangre dentro de una joyería ubicada en Mendoza al 900.

Al lugar acudió la Unidad de Homicidios y el fiscal Adrián Spelta, quien comunicó: “Tiene un corte en el cuello que aparentemente habría sido la causa de muerte“, aunque aclaró que “aún resta realizar la autopsia”.

“No descartamos nada”, afirmó Spelta. Y agregó: “Tenemos varios sospechosos”.

De acuerdo a los dichos del fiscal, la hija vio el auto del padre en un lugar donde no debía estar, lo que le pareció extraño, por eso llamó a un cerrajero para ingresar al comercio y cuando entraron hallaron el cuerpo sin vida. Según el fiscal en el lugar no se observó desorden. Además, comentó que existe un corte en la mano motivo de la defensa del hombre.

 

De todos modos, Spelta refirió que “los familiares manifestaron que como el hombre no llegaba a su casa se acercaron al lugar, abrieron la puerta con un cerrajero y lo encontraron tendido en el piso con manchas de sangre pero sin rastros de violencia aparente, lo cual todavía no hemos confirmado”.

El fiscal relató que “pudimos reconstruir, por testimoniales hasta el momento, que a las 11.30 aproximadamente fue la última vez que se lo ve, ingresa una persona como cliente al lugar, lo saluda y no se lo vio mas”. Pero la familia se preocupó porque el hombre no llegaba a su casa. “La hija se presenta con un cerrajero e ingresan al inmueble“.

 

Las medidas ordenadas por el fiscal hasta el momento tienen que ver con “el relevamiento de las cámaras de seguridad de la cuadra y de Maipú y Mendoza para poder reconstruir los últimos minutos e identificar a las personas que estuvieron con él para ampliar mayores datos para saber que pasó”.

El hombre fallecido era propietario de la joyería Nefertiti, ubicada en Mendoza 979 y también era propietario de un taxi. Fue condenado en 2017 como reducidor de objetos que la “banda de los palieres” sustraía bajo engaño a personas mayores en el centro de la ciudad.

>Te puede interesar: Boquete y robo a una joyería del centro: el valor es de unos 400.000 pesos

Hace tres años delincuentes habían ingresado a la joyería a través de un boquete y se llevaron 400 mil pesos. Los maleantes entraron al patio de una librería lindera, en la cual realizaron el agujero en la pared, según le explicó a Conclusión en ese momento Miguel Gómez: “Entraron por la librería del vecino, hasta los fondos porque se ve que tenían todo calculado”.