Enrique “Cable” Solís, fue imputado este viernes como partícipe del crimen de la adolescente Lorena Ojeda en diciembre del año 2016. La víctima era hermana de una testigo del crimen de Jonathan Rosales de 25 años, ocurrido en junio de ese mismo año.

La audiencia se llevó a a cabo este viernes en el Centro de Justicia Penal, a Solís se lo imputó por el delito de “homicidio calificado con el concurso premeditado de dos o más personas para procurar la impunidad para otro”. Todo en calidad de partícipe primario.

El hecho ocurrió en diciembre del 2016 y comenzó con el asesinato de un joven de 25 años. El crimen, perpetrado en la zona de Vera Mujica al 2900 tuvo al fallecido Ariel “Tubi” Segovia como autor intelectual que en ese momento, se encontraba preso en la cárcel de Coronda.

El objetivo de “Tubi” era evitar que la hermana de la víctima participara de una rueda de reconocimiento y lo señale como uno de los autores del homicidio de Jonathan Rosales el joven asesinado en junio de ese mismo año.

Tras la orden, según detallaron desde fiscalía, el 16 de diciembre del 2016 a las 23hs el hoy imputado, Enrique “Cable” Solís junto a otras tres personas se presentaron en el domicilio de Lorena Ojeda de 16 años y efectuaron múltiples disparos de arma de fuego. Dos de ellos impactaron sobre el tórax de la joven que, falleció en el acto.

El caso tuvo un detalle más que resonante y es que a raíz de ese crimen también fue detenido el abogado penalista Marcos Cella, defensor por entonces de Segovia, acusado de cooperar para lograr el aplazamiento de una rueda de reconocimiento.

La imputación contra Solís fue presentada por el Fiscal Dr. Luis Schiappa Pietra de la Unidad de Homicidios Dolosos imputó y el Juez de

Primera Instancia Dr. Mariano Aliau aceptó la calificación, por lo que dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.

Por el mismo hecho, en el mes de noviembre del 2018, imputaron por el mismo hecho a Fernando Andrés Caminos . En tanto, en el mes de junio del mismo año imputó también a Cristian Mario González. Ambos se encuentran con prisión preventiva.