Al menos 147 personas, en su mayoría mujeres trans, fueron víctimas de crímenes de odio en la Argentina el año pasado, alertó este lunes el Observatorio LGBT, de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, al presentar un informe que ubica al país en el sexto lugar en la región por este tipo de delitos.

El informe destaca que en todos estos crímenes “la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género de todas las víctimas fueron utilizadas como pretexto discriminatorio para la vulneración de derechos y la violencia”.

El Observatorio advirtió además que estos datos “no son exactos ya que incluyen solo aquellos casos que fueron relevados por los medios de comunicación o han ingresado como denuncias en la Defensoría LGBT”. Sin embargo “permiten vislumbrar una realidad que es, sin duda, mucho peor de lo que sugieren los números”, añadió el reporte elaborado por la Defensoría.

En el mundo , según los datos del Observatorio, de los 2115 homicidios reportados entre enero de 2008 y abril de 2016, 1.654 ocurrieron en América latina, lo que representa el 78% de los crímenes de odio. En la región, de 23 países en América Central y del Sur, Argentina se encuentra sexta en cantidad de muertes de personas trans ocurridas en los últimos 9 años.

>Te puede interesar: Más de 54 femicidios en 2019: los rostros de las estadísticas

El informe precisó que de las 147 personas que sufrieron violencia física (80) y asesinatos (67), 94 de ellas eran mujeres trans (64%) , 41 varones gays, 11 lesbianas y un varón trans y que el 40% de las víctimas tiene entre 20 y 29 años.

Vanesa Calderón, responsable del Observatorio, dijo que estos crímenes son hechos motivados por odio que lesionen derechos, como puede ser el derecho a la vida en su faceta más terrible” y destacó que el reporte busca “incidir en las políticas públicas” hacia ese colectivo.

“Es alarmante la violencia que sufren las mujeres trans”, dijo Calderón y agregó: “Hay un endurecimiento de los discursos de odio y la precarización de la vida, la crisis económica afecta a todos y sobre todo a la población LGBT porque no tienen acceso a las mismas oportunidades”.

Del total de lesiones al derecho a la vida, el 25% de los casos son asesinatos, el 11% corresponden a suicidios y el 64% son casos de muertes por abandono y/o ausencia estatal, destacó el reporte.
Indica además que en el 2018 hubo 17 asesinatos cometidos hacia la diversidad sexual, 11 dirigidos a mujeres trans y 6 a varones trans, 7 suicidios -5 de ellos fueron de mujeres trans, uno de un varón trans y uno de una lesbiana-; y 43 muertes por abandono y/o ausencia estatal, todas ellas fueron de mujeres trans.

También se presentó el informe “Basta de genocidio trans” hecho por la Red Lactrans y el Centro de Documentación y Situación Trans de América Latina. Marcela Romero, coordinadora regional de esa red, responsabilizó al Estado por “no garantizar las condiciones mínimas para prevenir y erradicar estas violencias” destacó que una causal directa de suicidios “es el acoso escolar a la diversidad sexual, en un marco agravado por la ausencia de mecanismos eficaces de resolución de las situaciones conflictivas”.