No hay respiro. Las noticias en el plano económico que afectan directamente al trabajador parecen no tener aristas favorables y nunca son “buenas noticias”. Esta vez, se reafirma una vez más que la promesa del presidente de “sacar el impuesto a las ganancias” era sólo para su discurso de campaña porque nada de eso sucedió. Al contrario.

El Mínimo No Imponible (MNI) y las escalas del tributo para la Cuarta Categoría subirán el 28,29% según el índice RIPTE de octubre y por lo cual, en 2019, aquellos empleados solteros sin hijos cuyo salario de bolsillo sea  $38.301 serán alcanzados por este tributo.

>Te puede interesar: Casi la mitad de los chicos en Argentina vive en la pobreza

Según indica Ámbito.com, el incremento del Mínimo No Imponible (MNI) y de las escalas del gravamen se ubica entonces 17 puntos por debajo de la inflación anualizada, la cual fue de 45,9% en octubre pasado respecto de igual período de hace un año, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El nuevo MNI para un trabajador casado sin hijos pasará a ser de $44.458,32 (hoy es de $34.654,54) y para un casado con dos hijos de $50.677,77 (hoy es $39.494,71).