Por la baja del mercado interno, la caída de las exportaciones y los problemas de abastecimiento de piezas, seis automotrices decidieron parar la producción en sus plantas este martes y miércoles. Teniendo en cuenta que este lunes fue feriado y lo mismo sucederá el jueves y viernes próximo, estas terminales no tendrán actividad durante toda la semana.

En la primera fábrica que se tomó esa decisión fue en la planta de Santa Isabel, en Córdoba, donde se producen vehículos para Renault y Nissan. Desde hace 10 días se había comunicado al personal el cese de actividad. En este caso, la medida está relacionada con la adecuación de la producción al actual nivel de demanda.

Te puede interesar: Acindar vuelve a paralizar la planta de Villa Constitución: “La empresa dice que sobran 200 personas”

Además, aunque desde Renault explicaron que aún no está confirmado, la automotriz analiza también la reducción de 8 a 6 horas para los dos turnos de producción a partir de julio. Por estar en el mismo establecimiento, la baja horaria también afectaría a Nissan, en este caso para el único turno en el que produce.

Toyota -el principal fabricante del país- tampoco fabricará vehículos toda la semana. Decidió parar la línea de producción también hoy y mañana. Esos días no trabajados se compensarán con el sistema de “horas crédito”.

Toyota acaba de concluir un plan de retiro voluntario, como consecuencia de la caída de las exportaciones a Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Todos mercados que están en baja de ventas internas.

También fue la única terminal que la semana pasada, el día del acto contra la ley Bases, suspendió un turno de producción a raíz de la participación del gremio de Smata a la marcha. En otras plantas se trabajó con normalidad o con un recorte mínimo del turno mañana.

El motivo esgrimido por la terminal japonesa para parar el hoy y mañana es la demora en la llegada de buques con piezas importadas.

Fiat también suspende la producción toda la semana. En ese caso, se debería a problemas con la llegada de piezas desde Brasil (todavía con coletazos por las inundaciones). Específicamente, se trataría de la caja de dirección. En Córdoba habría una gran cantidad de unidades del Cronos sin terminar por este problema. En Brasil, se repetiría una situación similar en miles de unidades de un modelo que comparte esta pieza.

General Motors, en Santa Fe, también suspende la actividad toda la semana, Esta terminal viene de un ajuste de personal y está acomodando la producción a la demanda actual.

El último caso es el de la división Van de Mercedes-Benz en Virrey del Pino, en el conurbano bonaerense. El motivo sería, supuestamente, reforma en la planta de pintura.

En tanto, Volkswagen, Ford y la planta de Stellantis en El Palomar, donde se producen modelos de Peugeot y Citroën, trabajarán normalmente.