El Banco Central (BCRA) convalidó este viernes una leve suba de ocho puntos básicos en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), que quedaron en un promedio de 63,744%, en una jornada en la que la cotización del dólar fue en extremo volátil, con bajas en el primer tramo de la rueda y un cambio de tendencia luego del mediodía.

A lo largo de las dos licitaciones concretadas en el día, la autoridad monetaria adjudicó un monto total de $204.863 millones, con lo que liberó al mercado $1.328 millones debido a que los vencimientos previstos para la fecha sumaban $206.191 millones.

> Te puede interesar: La inflación de febrero fue de 3,8% y llegó a 51,3% en el último año

En la segunda licitación, la tasa promedio fue de 63,90%, con una suba de 30 puntos básicos respecto a la primera, debido a que la tasa promedio de corte de la primera operación fue de 63,609%.

Tras esto y el anuncio de “nuevas medidas” por parte del BCRA, la divisa cayó alrededor de sesenta centavos este viernes y cerró para la venta mayorista en torno a los $41,13, según el promedio elaborado por la entidad.

Esto se da luego de jornadas con presión cambiaria constante sobre la cotización de la divisa, en medio de un contexto inflacionario muy fuerte: el alza de precios suma casi 7% en apenas un bimestre de 2019 (de febrero a febrero ya supera el 50%, por primera vez desde 1991).

¿Más de lo mismo?

Ante este escenario, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, anunció este jueves medidas adicionales para avanzar en el control de la inflación tras conocerse que el índice de costo de vida de febrero fue del 3,8%, según el Indec, que refuerzan el esquema de polìtica monetaria anunciado en septiembre del año pasado.

Guido Sandleris, presidente del Banco Central (BCRA).

“En respuesta al número de inflación de febrero, el Comité de Política Monetaria (Copom) tomó hoy decisiones para reforzar aún más este esquema” dijo Sandleris y enumeró que en primer lugar se extenderá el objetivo de crecimiento cero de la base monetaria hasta fin de año (en septiembre se había establecido que era hasta junio de este año).

> Te puede interesar: Dujovne se reúne con la jefa del FMI con más de una necesidad

En segundo término, dijo, resolvió “hacer permanente el sobre cumplimiento de la base monetaria alcanzado en febrero”.

Sandleris indicó que en tercer lugar se decidió “eliminar el ajuste por estacionalidad previsto para junio”.

Y, por último, explicó que se estableció que “los límites de la zona de no intervención cambiaria crecerán a 1,75% mensual durante el segundo trimestre del año”, es decir por debajo del 2% que se aplica actualmente.

> Te puede interesar: Si el campo no liquida rápido la cosecha, ¿se viene otra crisis financiera?

“Con estas medidas la meta de base monetaria a fin de año pasa a ser 10% inferior a lo establecido originalmente”, aseguró Sandleris.

“Adicionalmente y con el objetivo de fortalecer la institucionalidad de nuestra política monetaria, el Poder Ejecutivo enviará al Congreso en las próximas semanas un proyecto de reforma de la Carta Orgánica del Banco Central”, agregó el funcionario.

El presidente del Central detalló que los principales cambios que este proyecto propone son establecer que el objetivo prioritario del BCRA es la estabilidad de precios y la prohibición de que el Central financie al Tesoro.

“Aún cuando ya hemos dejado en claro que bajar la inflación es la prioridad para este Banco Central, es importante que este compromiso (la estabilidad de los precios) se vuelva el mandato ineludible de esta institución”, dijo.

Respecto de que el Banco Central financie al Tesoro, señaló que “si bien esto ya está ocurriendo actualmente, resulta importante institucionalmente que esta prohibición quede plasmada en una ley tan significativa como es la Carta Orgánica”.

> Te puede interesar: Alarma entre analistas por deuda cíclica y otros efectos del nuevo esquema del BCRA

“Estas medidas fortalecen nuestro esquema monetario y su institucionalidad”, dijo y agregó que “estamos avanzando hacia una desinflación sustentable”.

El presidente de la entidad de control monetario aseguró al iniciar la conferencia de prensa que se realizó en la sede del BCRA, que el “esquema está funcionando” y que “la inflación va a bajar”.