El VI Congreso Extraordinario del Partido Socialista resolvió construir “una alternativa progresista” a nivel nacional que “priorice las necesidades de las mayorías, el respeto por la democracia y por las instituciones, la activa defensa del medio ambiente, el acceso irrestricto de la población a la salud y a la educación, y la honestidad como valor innegociable”, a la vez que no definió si se aliará con Roberto Lavagna de cara a las próximas elecciones.

Con la participación del presidente del partido, Antonio Bonfatti; el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; el legislador de la ciudad de Buenos Aires, Roy Cortina; el ex diputado nacional Héctor Polino, y la intendenta de Rosario, Mónica Fein, entre otros, los socialistas de todo el país recibieron el reconocimiento de Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer.

El dirigente radical y la líder del GEN resaltaron la “importancia de trabajar en pos de la unidad de las fuerzas progresistas” de cara a la elecciones nacionales.

Durante el encuentro realizado en la Ciudad de Buenos Aires no hubo finalmente un pronunciamiento sobre la precandidatura presidencial de Lavagna, a quien respalda el gobernador Lifschitz.

“Los socialistas queremos generar una alternativa para Argentina con otras fuerzas y sectores de la sociedad que entiendan que lo que necesitamos es ponernos de acuerdo sobre temas fundamentales para el desarrollo nacional: la industria, la educación, la salud, la ciencia y la tecnología, el medio ambiente, las energías renovables”, destacó Bonfatti.

El candidato a gobernador del Frente Progresista se mostró convencido “que el próximo gobierno tiene que ser de coalición, y antes que buscar al timonel del barco, es importante construirlo con las mejores ideas y propuestas para salir de la grave crisis política, social y económica que tenemos hoy”.

Por su parte, Lifschitz destacó: “Nuestro gran desafío es reconstruir un gran espacio progresista a nivel nacional y ofrecer una propuesta para el desarrollo con inclusión social, con vigencia del Estado de derecho, pero también de los valores y principios que caracterizan una democracia republicana”.