En el marco de los festejos del 20 de junio, el  intendente electo Pablo Javkin también participó del izamiento de la bandera y, a su término, dialogó con Conclusión sobre las particulares características del acto y valoró que “un presidente y una ex presidenta hayan elegido un 20 de junio para visitar Rosario”.

“Creo que nuestro desafío va a ser pegar la parte social del acto con la fiesta popular. Si logramos eso vamos a conseguir tener una sola actividad. Vamos a tener que hacer un esfuerzo en ese sentido “. “Valoro que el presidente Macri y también la ex presidenta vengan el 20 de junio a Rosario. Creo que es muy importante “.

En cuanto a sus actividades relacionadas a la transición y el traspaso de mando, Javkin reveló que la noche de las elecciones, luego de que se confirmó su triunfo, el presidente Mauricio Macri lo llamó para felicitarlo. Y también que este miércoles mantuvo una reunión con la intendenta Mónica Fein para ir organizando las tareas.

“Ya tengo planificado los próximos cinco meses. Los quiero aprovechar porque es el tiempo en el que puedo ir pensando en la gestión. Mi primera prioridad es recorrer una serie de lugares para ir pensando en el gabinete”, explicó el flamante intendente rosarino.

 

Pablo Javkin también habló de su buena relación con Omar Perotti, el nuevo gobernador electo. “Tengo una relación de mucho tiempo con Omar Perotti y sé que no vamos a tener ningún inconveniente para trabajar juntos. Seguramente él está también armando su propia transición pero pronto nos encontraremos”.

En cuanto a sus expectativas sobre el cambio de administración y como ve la futura gestión de ambos, Javkin fue categórico. “Yo creo que nuestra obligación como intendente del Frente Progresista y un gobernador del Justicialismo es acordar. Es algo que he dicho toda la campaña, gobernar es unir.  Creo que la gente eligió, es una provincia que repartió el poder y tenemos que aprender de eso así que no tengo ninguna dudas de que vamos a tener acuerdos fuertes”.