Casualidad o no, lo cierto es que el ministro de Trabajo Jorge Triaca emprendió sus vacaciones. Tras el escándolo que se originó luego de que se conociera públicamente un audio de WhatsApp en el que insulta a una ex empleada doméstica, el funcionario optó por desaparecer unos días de escena.

Así, hoy partió a Chapadmalal donde pasará nueve días de descanso.

Sus allegados, que rechazaron que el tiempo y la fecha de descanso tuviera que ver con su protagonismo en las noticias, aseguraron que “ya lo tenía decidido desde fin de año”, mientras que en el Gobierno no lo confirmaron ni lo desmintieron.

Según explicó Triaca al presidente Mauricio Macri y al jefe de Gabinete Marcos Peña, Sandra Heredia era empleada de su hermano, Carlos Triaca. No obstante una entrevista con la señal televisiva de La Nación la había confirmado como empleada suya, lo que confirmaría el vínculo laboral entre ambos.

Por su parte, la empleada contó que el pasado 6 de enero fue citada por el cuñado del ministro, Sergio Borsalino, que la echó. “Triaca me tenía en negro y me metió a trabajar en un sindicato intervenido. Tengo miedo”, señaló la ex casera. Se refería al Sindicato de Obreros Marítimos Organizados (Somu), el gremio que dirigía el sindicalista Omar “Caballo” Suárez, hoy detenido, y que fue intervenido por la Justicia.

Los abogados Carlos Broitman y Alejandro Argibay, que representan al “Caballo” Suárez, denunciaron al ministro ante el juez Rodolfo Canicoba Corral, quien está a cargo de la intervención del gremio. Sospechan que Heredia fue contratada en el Somu para compensar la situación conflictiva con la familia Triaca.

En tanto el hermano del ministro, sugirió que había habido faltantes que motivaron el despido y que la mujer tenía problemas psíquicos. Acusación que Heredia negó.

Triaca utilizó Twitter para expresar su disculpa, pero todavía la polémica sigue candente.

“Sandra no vengas, sos una pelotuda”: el violento audio de Triaca a una empleada