La tensa jornada en el Plenario de Comisiones del Senado de la Nación, signada por idas, vueltas y negociaciones contra reloj, el oficialismo consiguió, en medio de un cuarto intermedio, el dictamen para que la Ley de Bases siga su camino y sea debatida próximamente  en la Cámara Alta.

De acuerdo a la información que trascendió en las últimas horas de este miércoles, el artífice del logro no fue otro que el nuevo jefe de Gabinete, Guillermo Francos, quien negoció con los legisladores que aún no estaban decidido, entre ellos, el peronista Ernesto Kueider, y la legisladora del Pro, Guadalupe Tagliaferri.

Con sendos posteos en redes sociales, el vocero presidencial, Manuel Adorni y el titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, confirmaron las buenas nuevas para el Gobierno.

El tratamiento en comisiones, que se retomó este miércoles, fue sobre un borrador con una serie de concesiones a los sectores dialoguistas, entre ellas, la suba de la base imponible del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores de las provincias patagónicas, con un incremento del 22%. Con esta modificiación Tierra del Fuego, Neuquén, Santa Cruz, Chubut, Río Negro y La Pampa estarían contempladas y podrían cambiar la correlación de fuerzas si la ley se apreuba en el Senado y vuelve a la Cámara de Diputados.

Cuarto intermedio

En medio de un debate que parecía destinado al fracaso, el titular de la comisión de Legislación General, Bartolomé Abdala, pidió un cuarto intermedio que se convirtió en el momento clave de Guillermo Francos.

>>También te puede interesar: Ley Bases: el gobierno avanza en el Senado y habría dictamen

En en Salón Gris, y acompañado por Victoria Villarruel, lograron reunir a los principales díscolos de cada partido nacional y otros de partidos provinciales como José María Carambia (Santa Cruz), que amenazó hasta último momento con presentar un dictamen propio al igual que el senador Martín Lousteau (CABA). También estuvo Guadalupe Tagliaferri (CABA), del PRO.

En este contexto, y de prosperar, el único dictamen de minoría que podría haber de cara a la futura discusión en el recinto sería el del presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Lousteau. Esta tarde, durante la discusión en el plenario de comisión de la ley de Bases fue tajante: «Los cambios que se han hecho son meramente cosméticos». 

La llave fue Carambia, que se llevó una suba en la percepción de las regalías mineras provinciales del tres al cinco por ciento, según indica el texto acordado: «Las provincias que adhieran al régimen de la presente ley y que perciban regalías o decidan percibir, no podrán cobrar un porcentaje superior al cinco por ciento sobre el valor ‘boca mina’ del mineral extraído». 

Uno de los escollos para lograr el dictamen esta tarde, había sido el senador radical, Martín Lousteau, quien presentó un despacho propio, tras afirmar que las modificaciones al proyecto eran «maquillaje».