Por Florencia Vizzi

Una pequeña isla flotante, conformada por un círculo perfecto de 120 metros de diámetro, que efectúa un movimiento de rotación constante sobre su propio eje enloquece a los fanáticos de los misterios por sus particulares características.

isla1Ubicado en el corazón del Delta del Tigre en Buenos Aires, entre Campana y Escobar, el circulo de llamativa perfección está rodeado por un fino canal de agua, clara, fría y cristalina. Por lo cual, la formación vista desde arriba, se observa como dos círculos exactos que despierta todo tipo de elucubraciones sobre su origen y formación.

Los más osados implican que es imposible que una forma tan cuidadosamente delineada se haya formado naturalmente, y recurren a todo tipo de teorías para explicar su existencia. Por otra parte, es inmensamente llamativo que la isla no sólo gira en su propio eje, sino que «rebota» contra los bordes de la circunferencia que la contiene, sin deformarse en ningún momento.

Otra característica que llama la atención es el agua que compone ese fino canal, que es clara y cristalina, cuando todo alrededor son formaciones pantanosas, y el suelo que es duro y firme. Y algo más, a pesar de que existe corriente de agua, no crecen plantas acuáticas, una característica esencial de la zona.

Las hipótesis más osadas oscilan entre un mensaje oculto de la Virgen en el Delta hasta una base Ovni debajo del islote. Numerosos especialistas han opinado sobre el tema, tanto desde el campo científico, pasando por geólogos, biólogos, y especialistas en el estudio de la tierra, fauna y botánica, quienes insisten que hay explicaciones naturales para el fenómeno, como los especialistas de el campo sobrenatural, quienes aportan desde sus propias teorías al tema.

Tal es la intriga que ha despertado, que el cineasta argentino Sergio Neuspiller, quien fue uno de los descubridores de «El Ojo» y a quien se le debe el nombre, se encuentra preparando una expedición a la zona, a partir de la cual planea la realización de un documental.

En diálogo con Conclusión, el director y productor relató la historia del descubrimiento y el proyecto en el que se encuentra embarcado a fin de develar (o no) el misterio.

— ¿Cómo encontraron el lugar?

— Yo vivo a pocos kilómetros del lugar, tengo una casa a 4 kilómetros, y tuve la idea de hacer una película de género, de terror, con la gran cantidad de historias cuasi sobrenaturales que abundan en la zona. Relatos que he escuchado, de pescadores, vecino, gente del barrio. Hay una gran cantidad de historias paranormales y ufológicas, algunas de las cuales han sido publicadas en diarios locales de la zona. Entonces, junto con un amigo empezamos a investigar estas cosas, pensando en ver como las podíamos relacionar entre sí para armar un guión. Cuando empezamos a profundizar, llegamos a la conclusión que todos estos fenómenos ocurrían en una isla delimitada por el Paraná de un lado, del otro lado el río ,lujan y de los costados por dos canales artificiales. Estábamos señalizando los sucesos con los marcadores Google  Maps, es decir dónde apareció la Virgen, dónde vieron las luces, dónde se avistaron ovnis, y de golpe vemos el tema del círculo. o sea, la primea vez que nos topamos con el tema, fue de forma virtual, la foto de un círculo perfecto y nos llamó mucho la atención. Pero, cuando vamos a buscarlo en el Google Earth, que tiene una serie de fotos históricas, vemos que de acuerdo a cada año, va cambiando de eje, y girando,  dijimos ¡Guau! ¿que cosa es esto, que está acá, tan cerca de nuestra casa?

—¿Vos no conocías este lugar o habías escuchado hablar de esto?

— No para nada. nunca. Lo que si escuchaba todo el tiempo son las historias, muchas historias paranormales todo el tiempo. Y lo que más me llamaba la atención y que le agregaba cierto nivel de credibilidad es que los relatos provenían de gente de los más diversos niveles socioeconómicos, y coincidían en todos los detalles. Lo mismo contaba un pescador, que un vecino de la isla, que un socio del club naútico, con palabras diferentes pero exactamente las mismas historias.  Así que, cuando apareció esto del Ojo, todavía fue más intrigante.

— ¿Y qué pasó en ese momento?

—Bueno, lo primero que hicimos con mis compañero fue alquilar una avioneta en el aeroclub, para ver el lugar frente a frente, y ver si de verdad existía ¡Basta de estar viendo fotos! Y efectivamente lo vimos y era tan redondo como parecía. Así que empezamos a estudiar la forma de llegar. La verdad es que desde el aire parecía bastante simple el camino, así que marcamos un par de posiciones con el GPS y decidimos volver a la semana siguiente en plan de expedición. Así que preparamos la expedición para intentar llegar por tierra. Levamos  de todo, detector de metales, detector de radiación, detectores de campo magnético, equipo de buceo compacto, cámaras subacuáticas, medidor de profundidad… lo que se te ocurra, llevamos… pero no llegamos.

— ¿Cómo que no llegaron?

— Bueno, no era tan sencillo el camino como se veía del aire. Lo que parecía ser un pastizal hermoso, era un pantano horrible, y nosotros llevábamos tres mochilas pesadísimas y nos enterrábamos en el barro, había zarzamoras, que es una planta que pincha muchísimo. Así que no pudimos llegar. Así que tuvimos que armar una segunda expedición, más afilada,fuimos por otro camino, llevamos más bebida, más comida, y finalmente llegamos.

—¿Con qué se encontraron?

—Bueno, no pudimos meternos debajo de la isla como queríamos. Pero a simple vista era normal, es decir, no encontramos una nave estrellada, ni fragmentos de cosntrucciones que probaran que en los sesenta había sido un campo de experimentación militar, como decían algunos rumores… a simple vista no pudimos verificar nada de eso. Si vimos que es un lugar muy, muy raro, el agua es totalmente transparente, lo que no se corresponde con las características de la zona, la vegetación también es diferente. Ahora el desafío es poder investigar la isla por debajo, bucear y descubrir.

—¿Qué opinan los especialistas?

—La gente que estudia ufología nos dijo que en la zona hay muchísimos avistamientos, muchos reportes de luces subiendo y bajando en el lugar que coinciden. Así que queremos llevarlos, pasar varias noches allí, dejar cámaras infrarrojas y ese tipo de cosas. Lo mismo con los investigadores paranormales con los que hemos hablado, que afirman que el lugar tiene una energía especial muy fuerte. Todos tienen una explicación plausible, tanto los científicos como los ufólogos como los que estudian fenómenos paranormales.

— ¿Eso desorienta un poco no?

—Bueno, yo estoy trabajando con gente que es muy seria, vamos a ir al lugar, van a hacer mediciones, van a tomar imágenes, van a bucear para ver que hay debajo de la isla. Y en este tiempo de investigar he recogido de todo, lo que se te ocurra. Portal intergaláctico que atraviesa espacio tiempo, base ultrasecreta de la NASA, base nazi, y eso, aunque no lo creas, lo publicaron algunos diarios norteamericanos, confirmaron  la existencia de una base nazi en la argentina construida en los años 50 para hacer intercambios con los extraterrestres. Yo soy cauto en el tema, hay que estudiar, investigar, documentar y ver. Para eso es el proyecto documental que estamos encarando.

—Y vos, que sos cineasta ¿qué opinas?

—A mi me da la sensación que una parte es una formación geológica natural , pero también creo que ahí hay algo más, una suerte de energía que tiene que ver con ese lugar y esa formación. Hay demasiadas coincidencias, que es lo que me despierta la intriga. Los avistamientos, las luces, las energías, las apariciones, muchas casualidades. Yo tengo una formación técnica, pero creo que hay algo más y por eso mi interés en investigarlo. Y a partir de ahí, podremos develar el misterio.

elojoproject

Para llevar adelante el documental, Sergio Neuspiller y su equipo están intentando juntar los fondos a través de una plataforma de micromecenazgo, Kicstarter. A través de ella, quienes quieran ser parte de esta historia, pueden colaborar para juntar los 50.000dólares que hacen falta. Así, finalmente, podremos descubrir que hay detrás de la misteriosa isla.