Las autoridades de Irlanda pidieron a sus habitantes que eviten estar en las calles durante el paso del huracán Ophelia. Sin embargo, la mayor sorpresa de este lunes no fueron las consecuencias del temporal, sino un extraño fenómeno que tiñó el cielo de rojo.

«¡Se acerca el apocalipsis!», fue uno de tantos mensajes publicados en las redes sociales, con la imagen del sol y del cielo en ciudades inglesas como Irlanda, Liverpool y Mánchester.

Ante la confusión, los meteorólogos explicaron que el fenómeno se debió a una combinación del paso de la cola del huracán Ophelia con la presencia de partículas provenientes del desierto Sahara sumadas a las derivadas de los incendios en el norte de España y Portugal y a la alta presión del oeste del mar Mediterráneo.

 

«Todo está relacionado con Ophelia», aseguró el meteorólogo Grahame Madge, quien también destacó que el aire llegó desde la península ibérica y contenía «mucho polvo», lo que le dio al cielo y al sol esa apariencia rojiza, la cual desaparecerá durante el día, publicó el diario ‘The Telegraph’.

 

El particular fenómeno fue retratado por los sorprendidos habitantes de las islas británicas, entre ellos, Hayley-Jade Sylvia Matthews, quien comentó: «El olor a quemado es bastante fuerte en St. Budeaux [Plymouth, Reino Unido]. Es bastante extraño».